Make your own free website on Tripod.com

BALCEROS

videos y otras cosas de cuba

Home
PUEDE ESCRIBINOS A BALSEROSCUBA1994@YAHOO.COM
ELIAN EL NINO BALCERO
BIOGRAFIA DE UN TIRANO
ACUSACIONES HECHAS A FIDEL CASTRO RUZ
**************
FOTOS DE MI CUBA
MAYARI
LAS DOS CARAS DE LA MONEDA
AGUADA DE PASAJEROS
rescatan balseros cubanos en florida
PUEDES AYUDAR A CONSTRUIR ESTA PAGINA WEB
HUMOR Y ALGO MAS!
videos y otras cosas de cuba
CELIA CRUZ
EL TRANSPORTE
LO QUE CUBA EXPORTA Y EL PUEBLO NUNCA A VISTO!
SANTIAGO DE CUBA

Audio y Video
Tv Marti
PROGRAMA ESPECIAL DE TELEVISION MARTI
Si tiene un modems de baja velocidad, puede bajar el video compactado en Winzip y una vez en su PC extraerlo y verlo con el Mediaplayer de Windows. Para bajarlo haga click ¨aqui¨  
 
Presentación "My Sweet Lord"
Dedicada a todos los cubanos del mundo, en cualquier lugar donde estén.
Si tiene un modems de baja velocidad, puede bajar la presentación compactada en Winzip y una vez en su PC extraerla y verla. Para bajarlo haga click
¨aqui¨
 
Presentación "Light My Fire"
Dedicado a la inigualable Mujer Cubana en todo su Universo, para ellas con amor.
Si tiene un modems de baja velocidad, puede bajar la presentación compactada en Winzip y una vez en su PC extraerla y verla. Para bajarlo haga click ¨aqui¨

 
Presentación "Fotos de Familia"

Recorre simbólicamente la destrucción que significó para el pueblo de Cuba la mal llamada revolución en todo este tiempo.
Si tiene un modems de baja velocidad, puede bajar la presentación compactada en Winzip y una vez en su PC extraerla y verla. Para bajarlo haga click ¨aqui¨

 
Video Resume del 2004
Importantisimo Video realizado por TV Martí de los principales acontecimientos sucedidos en Cuba en el 2004 y que por su importancia histórica ponemos a su consideración
 
Video de las condiciones carcelaria de Cuba
Impactante video de las condiciones carcelaria de Cuba que sufre Oscar Elias Bicet
 
Tributo a Papá
Dramático Video que tiene como protagonistas a victimas directas del Castrismo, es una producción conjunta del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo y Caiman Production, una produccion que dirigen el señor Luis Guardia y Pedro Corso.
 
Cumbre de Costa Rica
Video realizado por TV Martí de la cumbre de Costa Rica
 
Video de los niños de la Operación ¨Peter Pan¨
Video que por su valor historico queremos mostrarle, saque sus propias conclusiones  
Monte-Rouge
Video Clandestino realizado en Cuba y que mínimamente refleja la realidad cubana. El Video solo se lleva 23 MB  
Video de Elizardo Sánchez Santa Cruz
Video que pone al descubierto que Elisardo Sanchez era informante de la policia política
 
CubaVision
Al ver la estación se dará cuenta lo dificil que es filmar en exteriores, por lo deteriorado del país. Verá escenografias preparadas de antemano, pero incluso en ocasiones es visible el deterioro porque cualquier detalle escapa. Notará el hipercritisismo de todo lo que sucede fuera de las fronteras de Cuba y ni una sola crítica al gobierno o a la situación desatrosa que vive el país. También vera el bombardeo ideológico constante al que es llevado el pueblo cubano, los discursos de Fidel Castro, las mesas redonda, etc
 
El Guerrero de las Sombras
Entrevista realizada en el programa Magazine Cubano, en el que Sr Félix Rodríguez, el principal artífice de la captura del Che, nos narra la historia de su vida, un verdadero testimonio autobiografico e historíco
 
Yo acuso - Denuncia de Mirta Villanueva
Entrevista con Cuba realizada por el Programa Radial Magazine Cubano, en la que la señora Mirta Villanueva Almeida, de 68 años de edad, da testimonio de cómo fue brutalmente golpeada en su propio domicilio por el ex agente del Ministerio del Interior cubano Luis Batista Tamayo
 
Candente Debate Radial con Relación a la Medidas
Programa radial de Magazine Cubano, que contó con la participación de varios panelistas, entre los que se encontraba su Director Jay Martinez, Alfredo Melero de ¨Carta Cuba¨, Jorge Felix - Editor de ¨El Veraz¨, Ahmed Martel Director netforcuba.org, Eduardo Cancio González, articulista de ¨El Opositor¨ y ¨El Veraz¨ y otros destacados participantes.
 
Magazine Cubano
Programa Radial Semanal de Noticias del Exilio Cubano en Puerto Rico. Noticias, Historia, Entrevistas, Música, Humor, Nostalgia... Todos los domingos puede sintonizarlo por este medio de 9 pm a 11 pm
 
Entrevista a Martha Beatriz Roque
Entrevista radial exclusiva de Magazine Cubano a Martha Beatriz Roque Parte I
 
Entrevista radial exclusiva de Magazine Cubano a Martha Beatriz Roque Parte II
 
Entrevista al General Del Pino
Entrevista radial exclusiva presentada por Magazine Cubano del General Del Pino Parte I  
Entrevista radial exclusiva presentada por Magazine Cubano del General Del Pino Parte II  
Radio Martí
Servicio noticioso para Cuba desde los Estados Unidos
 
Radio Progreso
Estacion en Vivo desde Cuba. Al oir la estación se dará cuenta que no hay una sola critica al gobierno cubano, algo que en cualquier país del mundo es habitual. Pero además notará que en las trasmisiones todo lo que sucede fuera de Cuba esta mal y dentro de la isla todo es perfecto.
 
Alo Presidente
Llamada telefónica establecida desde Miami al dictador cubano Fidel Castro, por parte de los comentaristas de la radio Enrique Santos y Joe Ferrero, haciéndose pasar por intermediarios de la comunicación con el Presidente venezolano Hugo Chavez. Escuche usted mismo, la reacción del propio Castro cuando los comentaristas le revelan, que la llamada se origina desde una estación de radio en Miami y no de Caracas, Venezuela. En su despectiva reacción, nótese el alto número de palabras obsenas proferidas por el mandatario, lo cual denota su verdadero rostro, el de una personalidad que aún hoy, muchos desconocen en el mundo. Por algo en Cuba le dicen ¨El Cerdo Oriental¨
Si tiene un modems de baja velocidad, puede bajar el audio compactado en Winzip y una vez en su PC extraerlo y oirlo con el Mediaplayer de Windows. Para bajarlo haga click ¨aqui¨
 

Escuela para jineteras

Nigel

Es deprimente pensar en los abismos en que ha caído la juventud en Cuba, duele, y duele más porque somos un pueblo orgulloso. Conocí en Cuba una persona que dirigía una "Escuela para jineteras", no es cosa de risa, iban chicas desde los 13 en adelante para aprender a jinetear, era algo de locura. Le pregunté un día como las conseguía, me respondió que no lo hacia, que todo comenzó porque una vecinita de 15 le preguntó como haría para empezar, su frialdad y aplomo lo convencieron que era en serio

- ¿Sabes en lo que te metes?.- Le preguntó,- No pero ya me decidí y si tu no me ayudas alguien lo hará.

-Ven a casa mas tarde que quiero hablar contigo.- Fue la decisión.

Aquella tarde pasó mas de dos horas explicándole a la niña a lo que se metería (era como decimos en Cuba un hombre de "mucha calle"), hablándole de cuantas perversiones sexuales sabia o había oído, dándole consejos para ayudarla en caso las cosas no salieran bien, o se topara con algún sádico, u otros del mismo tipo que solo se satisfacen cuando golpean, enseñándole a pedir" la paga por delante", a tener "espuelas", le recordó con tristeza que "el cliente paga, el cliente obtiene" y le dio un último consejo, "Nunca, NUNCA, lo hagas sin preservativo, pues por mucho que te lo pidan, tienes que recordar que es tu vida la que esta en juego.

¿Que vas a preguntar?, ¿que si se acostaron?. Sí, si te dijera lo contrario no me creerías. Fue como un pago por la suma de conocimiento que dan los años y los golpes de la vida.

Me dirás ahora que eso no es tener una escuela de jineteras. No ,tienes razón. Así fue como comenzó todo. A los dos días regreso, con una botella de ron de regalo y tres amigas de la escuela, y le pidió de favor que les dijera lo mismo que a ella, pues también querían ser jineteras.

¿Qué fue de ellos?, no lo sé, solo recuerdo que un día le pregunte si no le daba pena por las chicas, me respondió que sí, pero que ya que estaban decididas a no dar marcha atrás, era preferible que fueran bien preparadas, para que nadie pudiera abusar de ellas. No he sabido mas nada de él, era un buen amigo solo que un poco loco, lo que se le perdonaba por que vivir en Cuba es como en el cuento de Alicia en el país de las maravillas, cuando el gato le dijo a este lado vive un loco, a este otro, yo estoy loco, tu también, aquí todos estamos locos.

Hecho en Cuba, Jineterismo para la Exportación

Por Varda del Cielo

¿Se a convertido la mujer cubana en el primer recurso natural, explotable y exportable para el régimen que domina su país? En Cuba los menores de 18 años no pueden abandonar el país por ser hijos de la revolución. ¿Acaso el padre dejo de proteger a sus hijas?


Desde mi llegada a la Habana, una de las cosas que tenía en mente era entrevistar a una ¨jinetera¨.

Parto de la premisa que ninguna mujer ejerce la prostitución por placer, sino por necesidad. Hago mío el poema de Sor Juana Inés de la Cruz, que nadie podría calificar de ‘’ligera de cascos’’ y mucho menos dudar de su moralidad.

‘’ Quien es que más de pecar, que del pecado mal haga, el que peca por la paga o el que paga por pecar’’.

La proliferación de este fenómeno en este ‘’paraíso’’ socialista, donde hay una dolarización de hecho, aunque no de derecho. Donde no existe la propiedad privada, ha llevado a estas niñas a explotar el único bien material que el régimen no les puede expropiar (¿O si puede) para llevar el sustento a la familia, su cuerpo.

El realizar esta entrevista no se me hizo fácil, ya que hay una gran persecución gubernamental contra estas trabajadoras sexuales. Ya no se encuentran en las calles, han buscado refugio en fuentes de soda propiedad del estado y otras esta presas para su ¨reeducación¨, así que le plantee el problema a un compatriota que vive acá. Me dio un número de teléfono y me recomendó ‘’llama a esta chica, se pueden localizar por teléfono’’.

Marco el número y me atiende una voz juvenil que responde:

Oigo .... Pregunto por ......... y me dice, Yo misma soy.

Hola , no me conoces, tu teléfono me lo dio un amigo. Estoy con mi pareja y deseamos nos prestes tus servicios (Si, también prestan servicios a parejas).

Muchas preguntas. ¿Quién eres? ¿De donde eres? ¿Cómo se llama ese amigo? ¿Dónde esta él?

Finalmente tuve que pasarle a mi amigo y él le expreso que la conocía: La describió físicamente y así, por fin, accedió a ir hasta la residencia donde nos encontrábamos.

La idea era que, después de llegar al lugar, explicarle que sería una entrevista para la prensa extranjera.

Nuestra entrevistada se presento una hora después, joven, muy joven, de modales finos y vestimenta juvenil, no pude evitar verla como mi hija.

Mi amigo rápidamente le explico que no se encontraba allí para prestar servicios sexuales, sino, para ser entrevistada.

En ese momento pensé que saldría huyendo. Le aseguramos que su identidad siempre estaría protegida y que nadie, dentro o fuera de Cuba podría obligarme a identificarla. Acordamos que la llamaría Claudia y ya más tranquila empezó a contarme su historia.

CAM: ¿Cuántos años tienes?

C: 18 años

CAM: ¿Cómo empiezas tu dentro de esta profesión?

C: Empecé a los 15 años, casi sin saber lo que estaba haciendo. Un día estaba en una discoteca, había un turista que se me acerco y me ofreció dinero para acostarse conmigo. Yo tenía necesidad y acepte

CAM: ¿Cuanto te ofreció?

C: $ 100 americanos

Me sorprendió la cantidad, es el equivalente a 2.700 pesos cubanos. El sueldo promedio de un profesional calificado en la isla media en 270 pesos, al cambio, $ 10. La chica gano en una noche lo que ganaría un profesional en 10 meses.

CAM: ¿Tu familia sabe lo que haces?

C: No lo saben

CAM: ¿El dinero que llevas como lo justificas?

C: Bueno, una vez si tuve un novio fijo y ellos si supieron (Su familia) de él, porque me pareció una persona seria que verdaderamente quería una relación conmigo. Así que mi mamá supo.

CAM: ¿Extranjero también?

C: Si

CAM: ¿Que paso con ese novio con buenas intenciones? ¿Cómo empezó la relación fija?

C: Lo conocí caminando por la calle, él me propuso estar conmigo siempre, nos caímos bien. Él venía de visita, es de República Dominicana.

CAM: ¿Que paso con esa relación?

C: Después de unos meses no me llamo más. Nunca supe más nada de él.

CAM: ¿Que sentías por tu novio extranjero? ¿Estabas enamorada de él?
Había muchas cosas. Yo me sentía bien con él, porque era buena persona, pero no había amor, ni gusto tampoco. Yo me sentía bien y además me solucionaba los problemas.

CAM: ¿La edad promedio de los novios que has tenido, no vamos a decirles clientes, sino ‘’Novios circunstanciales ’’ Cual es?

C: Entre 40 y 60 años

CAM: ¿Todos extranjeros?

C: Si

CAM: ¿Conoces muchos casos de estos novios circunstanciales extranjeros que se casan con cubanas?

C: Si, y las sacan de aquí. Van a la consultoría jurídica, por mil dólares te casan, después el papeleo para la visa, el precio depende el país, puede variar de 500 a mil dólares.(Un matrimonio con un cubano cuesta 3 o 4 dólares).

Sin casarse también el extranjero puede sacar mujeres de la isla, el precio oscila de mil a tres mil dólares, dependiendo del país, (Es como un precio que cobra el gobierno por vender una esclava sexual).

CAM: ¿Has tenidos novios cubanos de tu misma edad?

C: Si

CAM: ¿Saben a lo que te dedicas?

C: Uno si supo

CAM: ¿Lo aceptaba?

C: En cierto modo lo aceptaba. Nunca quiso que lo hiciera, pero me dejaba hacerlo

CAM: ¿Si Cuba fuera otra: Si tuvieras un trabajo con un sueldo en dólares, ¿trabajarías en esto?

C: Lógico que no. Mi novio trabajaba pero su salario era de doscientos y picos de pesos cubanos que no alcanza para nada.

CAM: ¿Ayudas en tu casa o compras para ti nada más?

C: Cuando puedo, discretamente ayudo.

CAM: ¿Tu crees que tus padres no sospechan nada y se callan?

C: Mi mamá una vez supo y estuvo muy mal de los nervios por eso, me fuí de mi casa y deje de hacerlo por un tiempo, pero me vi necesitada otra vez.

CAM: ¿Y tu papá?

C: Mi papa esta en Estados Unidos. Estoy sola acá con mi mamá y una hermana

CAM: ¿Has contactado a tu papá en USA?

C: Si, él esta tratando de llevarnos para allá,

CAM: ¿Que percibes en los novios extranjeros? ¿Que piensas de ellos?

C: Son personas mayores que necesitan de una mujer joven para satisfacer sus necesidades como hombres.

CAM: ¿Sientes algún rechazo hacia ellos, has sentido resentimientos hacia ellos?

C: Claro, lo hay. Pienso que si cambiara el sistema, si yo pudiera trabajar y tener mi salario y poder pagarme lo que yo quiera como adolescente. Si tuviera esas posibilidades no hubiera empezado con esto. Mi resentimiento es hacia el régimen.
Cuando yo pasaba por los shopping del gobierno, y veía cosas lindas, y no tenia dinero para comprarlas, tenía muchas ganas de tenerlas...como joven al fin......quiero presumir, quiero vestir.....(...) no quiero ser millonaria... pero ... la verdad es que prácticamente nos obligaban a buscar las divisas.... porque estaban allí.....y supuestamente eran para los cubanos....y si tu no le das un salario a los cubanos, sino le das posibilidades ....Para que las pones allí?...(...)... si no tenemos de donde comprarlas?.. Es decir, de cierto modo, ellos te castigan por cosas que tu haces, pero también como que te incitan hacerlas.

CAM: ¿Piensas que el turista, ese hombre que viene a buscarte, viene expresamente a este país, en la situación que esta Cuba a aprovecharse de la situación social?

C: En parte si

CAM: ¿Te sientes perseguida por el gobierno?

C: La policía te ve con un extranjero, te para. Te llevan a la unidad, te hacen una carta de advertencia y en caso que tienes varias, ya te ponen presa de 2 a 4 años.

CAM: ¿Te han pasado una carta de advertencia?

C: Si, una vez

CAM : ¿Que paso?

C: Te detienen por los días que necesiten hacerte la investigación. Te hacen análisis de sangre y luego te suelta. Después de la tercera advertencia si vas a la cárcel.

CAM: ¿Cómo te atraparon?

C: Quería entrar a una discoteca donde van turistas. Para entrar piden el carnet de identidad y anotan el nombre. Si uno ha ido muchas veces, ya por ese hecho, ameríta que te entreguen la carta. Por el simple hecho de estar en una playa con un extranjero. Por ir a despedir a un turista al aeropuerto, una mujer cubana, jinetera o no, ya tiene la carta de advertencia, a la tercera, va a prisión de Manto Negro (cárcel de mujeres).

CAM: ¿El extranjero recibe alguna multa o amonestación?(1)

C: No, ninguna. De hecho, la acusación que nos hace el gobierno no es por prostitución, es por ‘’Asedio al turismo’’. Estamos advertidas por ‘’asedio al turista’’.

CAM: ¿Que piensas sobre que se les acuse de ‘’asedio al turista’’?

C: Nosotras no somos asedio....(...).. En todo caso son ellos los que nos acosan a nosotras. Nosotras no agarramos por el cuello a nadie para a hacer lo que no quiere hacer.

CAM: La policía alguna vez te ha pedido algo para soltarte?

C: A mi no, a mi hermana si, le paso que ‘’estuvieron con ella’’ para dejarla ir.

CAM: ¿Cómo te contactan tus amigos turistas?

C: Los que ya me conocen me llaman por teléfono. Si no, en cualquier parte, caminando por una avenida, en una fuente de soda, en un tour (carro alquilado) me ofrece la botella (aventó), me invita a dar una vuelta y luego me ofrece dinero por hacer sexo con él

CAM: Cuantas amigas tuyas hacen esto?

C: como tres.

CAM: ¿Que aspiras en tu futuro? ¿Casarte con un extranjero que te saque de Cuba?

C: No aspiro a eso, quiero irme con mi papá. Vivir con mi familia, estudiar, tener una carrera en otro país donde haya otro sistema.

CAM: ¿Cuantas de tus amigas aspiran en conocer un extranjero que las saque de la isla?

C: La mayoría

CAM: ¿Crees que cumplen sus metas o son utilizadas?

C: La mayoría son utilizadas, pero muchas de ella si encuentran una pareja y se van.
CAM: ¿Que mensaje le enviarías a esos novios circunstanciales de 40 a 60 años que viene a buscar las jóvenes mujeres cubana?

C: Que nos traten como mujeres que somos, que hagamos lo que hagamos, seguimos siendo mujeres. Que tengan respeto por eso y respeten nuestros sentimientos. Quiero decirles a esos hombres y mujeres que vienen a Cuba como el paraíso de las trabajadoras sexuales, aprovechando que estamos en mala situación y que para comprar necesitamos dólares........(....).....Si Cuba fuera un país capitalista, y fuera Panamá, Venezuela, República Dominicana, España, Italia, etc, que atravesaran esa situación...a mi me daría mucha pena saber que se aprovechan de su necesidad.

CAM: ¿Crees que el gobierno tiene que agradecerles a ustedes la entrada de la mayoría de las divisas que entran a este país?

C: Si. Incluso creo que la mayoría de los turistas que vienen a Cuba, vienen precisamente porque saben que aquí hay muchas mujeres dispuesta a estar con ellos por dinero porque no lo tienen.

CAM: ¿Cómo te sientes como ciudadana cubana frente al visitante extranjero?

C: Siento que entre cubanos nos pisoteamos muchos. Ya sea es un hotel, en un restaurante, en las playas, en cualquier lugar donde puedan ir turistas con dinero.....(...).... nos pisotean como si fuéramos nada, por ser cubanos y por no tener dinero. Nos tratan muy mal......(....) Imagínate, siento mucha rabia...(...) y la vez me siento que nací en un lugar equivocado porque no me dan el lugar que merezco como ciudadana, como personas, como mujer, como cubana. En mi propia tierra me discriminan, me pisan, me hacen sentir muy mal. Prácticamente, todas las leyes en contra en esos aspectos......(...) son contra los cubanos.

CAM: ¿Que piensas de Fidel Castro? (Ante esta pregunta titubeó) Di lo que quieras decir, bueno o malo, lo que sientas.

C: (Un gran suspiro antes de hablar) Lo admiro de una parte..(...)... por ser una persona tan inteligente. Por tener un pueblo gobernado durante tantos años a un régimen inventado por él y ver como tanta gente que se supone que sean gente luchadores.......(..)..., son sumisos a ese régimen que el pone. Por otro lado le tengo un odio horrible. A la juventud no los deja desarrollarse. Las escuelas, si, son gratuitas.....(..).. pero que? Por tener educación y medicinas no tenemos nada más. No tenemos nada mas......(...).. Imagínate un cubano que cobra ochenta y pico...(...)... doscientos pesos, trescientos cuando más....Que puede hacer? Comprar la comida de cuantos días? Una semana, si acaso. Si viven dos o tres personas, si vive una familia no les alcanza ni para un día de comer, entonces el pueblo vive inventando....(...)... Inventando, inventando, entonces él, crea muchos métodos para amarrarte por aquí, amarrarte por allá.....(....).... entonces no deja moverte a nada y tiene a todo un pueblo, a muchas personas pasando mucha hambre.

CAM: ¿Que piensas cuando el gobierno te acusa de asedio al turista?

C: Pienso que el gobierno siente que el turista es la víctima. Que mi padre gobierno deja entrar al turista para que me asedie a mí. Yo quiero decirle a Fidel y a su ‘’sistema maravilloso’’.....(....)......así entre comillas, hago lo que hago por culpa de su sistema .... y que tiene mucha gente contra él. Que todas esas personas que van aplaudirlo a la plaza, van sencillamente porque en el trabajo los obligan..... y les dicen que si no van les quitan una carta que sirve para cobrar....(...)...Y los estudiantes que van a gritar quizá no han ni desayunado y van a gritar a Fidel... Dios Fidel...(...)...Los pobres van porque sino en su expediente les ponen que no asisten a las tribunas y les puede costar hasta el año o la carrera. Esos son los métodos que él (Fidel) toma para que esas personas vayan y mostrar ante el mundo que a sus tribunas van muchas personas.....que todo su pueblo esta a sus pies... allí esas personas todas están los pobres pasando mucha hambre ... y tiene que ir obligatoriamente. De una forma u otra tienen la obligación.

CAM: Claudia... ¿Sabes tu que la educación y la medicina también son gratuitas en los demás países de América Latina?

C: (Asombro y desconcierto en la mirada) No lo sabia...

CAM: ¿Piensas que te han tenido engañada con lo que la medicina y educación gratuita es un logro de la revolución?

C: Pienso que como todas sus patrañas es una mentira más para seguirnos envolviendo en todas sus mentiras y palabras falsas.

CAM: ¿No existe algo que agradecer a Fidel Castro?

C: Le agradezco la ¨paz¨.....(....)..... entre comillas también, con respecto a las guerras en los otros países.

Ya no había más preguntas por hacer. Cuando Claudia se despedía más pensaba en mi hija de 18 años.

Confesiones de una Jinetera

Jinetear en Cuba, más que laborar en el oscuro mundo de la prostitución, es un arte en hacer un despliegue colorido de las habilidades que se encuentran muy por encima de la inventiva humana y si los cubanos son insuperables maestros en esos menesteres, nosotras las mujeres cubanas no nos quedamos atrás, muchas veces les cuento las peripecias de esa profesión a José y aparte de las sonrisas que le arranco de cuando en vez, asiente o niega con la cabeza y no como un reproche a mis palabras, más lo hace por las incomprensiones de un mundo que puede ser observado por muchos extranjeros, pero incomprendido por los que no lleven dentro de sus pechos un corazón noble.

La puta moderna cubana es el reverso de la meretriz aventurera de los países donde residimos ahora.

Deduzco que a casi todas nos gustan los cubanos, somos nacionalistas hasta en la cama, pero en Cuba, los valientes, simpáticos y caballerosos hombres cubanos no llevan fulas (dolares) en sus maltratados bolsillos y los yumas si.

Dígase yuma y se entenderá como extranjero, el yuma representa billetes verdes con patriotas desconocidos en el altar de los mártires criollos, pero por ironías de un gobierno dictatorial, son más apreciados que los martises (pesos con el retrato de Marti) de a uno, los cheses (pesis con el retrato del Che) de a tres, los maceos (pesos con el retrato de Maceo) de a cinco, los máximos (Maximo Gomez) de a diez, los cienfuegos (Camilo Cienfuegos) de a veinte y los calixtos (Calixto Garcia) de cincuenta, los de a cien cubanos nunca los he visto y no se quien viene en ellos, lo de nosotras las jineteras son los billetes del Federal Reserve, de los que imprime el enemigo.

Una no nace puta, ni la putería se trae como una tara genética, muy por el contrario, los padres tratan de educar a los hijos dentro de los parámetros de la decencia humana y los niños y las niñas de la tierra los primeros juegos en los que participan son los "jueguitos de las casitas", así manifestamos nuestros deseos de imitar a los mayores y cuando pasen los años de la infancia y la adolescencia formar un hogar bajo los augurios de la felicidad matrimonial y de la fidelidad a un solo hombre, pero los sueños, por una desgracia inherente a los seres humanos, muchas veces se trocan en dolorosas pesadillas.

Nací en 1972, hija de un matrimonio con tres hijos, dos varones y una hembra, nuestros padres muy honrados y trabajadores, el viejo trabajaba como mecánico de tractores en una empresa campesina y mi madre como cocinera de un merendero saturado de moscas, él ganaba 218 pesos cubanos al mes y ella 128 pesos en el mismo espacio de tiempo, que saquen cuentas esos que creen en las bondades de un sistema como el castrismo.

Viviamos en un pueblo de campo muy cerca de Cienfuegos, éramos guajiros de esos del arique en el tobillo, como dicen los habaneros, mi primer choque con la realidad cubana fue a los doce años, la familia del "compañero" Quintanilla, un vecino nuestro, que residía en la Yuma fue de visita a Cuba, las hijas de Quintanilla recibieron muchos regalos que yo no soñaba que existían, caramelos envueltos en papel celofán con fruticas pintadas, chupijalas de todos los colores y sabores, lindas muñecas y ropas jamás soñadas y todos los niños y niñas querían ser amigos de las niñitas Quintanillas.

Cuando les pregunté a mis padres el por qué de lo que estaba sucediendo, se manifestó la ingenuidad humilde campesina extraviada por la dirigida propaganda gubernamental: "los familiares de esos niñitos vivían en un país muy malo enemigo del nuestro y esas cosas casi podían considerarse endemoniadas para los sagrados principios de la Revolución", no dije más nada y decidí que no iba a seguir montada en ese tren, terminé la secundaria, el preuniversitario y fuí a la universidad a estudiar economía y desde esos años de estudiante "revolucionaria" me hice prostituta, no estoy diciendo protestante, simple y llanamente me metí a puta.

Los hijos de los dirigentes iban a la universidad con ropas importadas, bien maquilladas y despidiendo aromas de perfumes desconocidos y yo, hija de obreros y campesinos, tenía que bañarme con un pedazo de jabón amarillo que me dejaba una peste a amoniaco, que más que atraer hombres podía llamar a alguna mofeta. Los fines de semana me iba en botellas a Varadero, la botella es pararte en una carretera y que un chofer te recoja y casi todos te quieren montar en las cabinas de sus destartalados camiones, aun no habían entrado a Cuba los chorros de camiones que se anunciaron a bombos y platillos, esos choferes te montan con ellos para ver si pueden coger un calentón contigo o aunque sea tocarte las nalgas, las putas se conocen en Cuba por la forma de vestirnos y por las maneras que vamos adquiriendo en el oficio, allá se le decía: "la cultura de las perras".

Llegaba a Varadero y allí estaba obligada a desarrollar todas mis habilidades para cazar un Yuma, no en una cafetería, hasta en una funeraria si fuera necesario, tenías que encadenarlo, porque la competencia era mucha. No podían importarme las nacionalidades, la cultura o estado físico y de verdad amigos míos que tuve que jamarme cada esperpento que para que decirles, si a las palabras siempre les faltarán el asco que quisiera imprimirles para confesarlo.

Unos viejos salidos como piezas de museos de sus países de orígenes y que iban a rememorar sus perdidas dotes juveniles en las macizos cuerpos de jóvenes cubanas, mi sueño dorado era atrapar a uno que me diera un boleto de avión con destino a Yuma, ¿ recuerdan la película un tren con destino a Yuma ?, esa era mi meta, aunque la Yuma fueran los mismísimos infiernos, de todas formas estaba tan aclimatada al averno, que Satanás y su corte de demonios semejaban novelitas de Corín Tellado, quería dejar atrás todos aquellos sufrimientos y poder ayudar a mis pobres viejos, que ni siquiera sabían que existía un teléfono que podía llevarse en el bolsillo o la cartera y la primera Pepsi Cola que tomaron fue una que les compré con fulas y la latica se vino a botar no hace mucho, porque continuaba puesta de adorno en una repisa, como la sencilla y desconocida propaganda de una familia campesina de un país comunista, a un producto que es uno de los símbolos del Imperio.

Mi vida comenzó a cambiar en todos los sentidos mientras aguardaba por mi Yuma desconocido aunque fuera un negro de Burundi, nunca fuí racista y de puta menos lo iba a ser. Me detuvieron varias veces, me encerraron por días, me dieron como tres cartas de advertencias y el CDR de mi cuadra, amen de otras instituciones gubernamentales me llevaban de la mano y corriendo, por suerte ya me había graduado, los come candelas del pueblito campesino advertían a sus hijas que no podían ni respirar el aire cerca de mí, me convertí en una apestada dentro de mí mismo país y al mismo tiempo me habían empujado a que se me arrebatara el derecho a ser amada por un hombre decente.

Si les cuento las cosas que debemos hacer las jineteras cubanas para satisfacer a un bando de hijos de putas libinidosos, que solo superan a los hombres de Cuba, en los billetes verdes que llevaban en sus bolsillos, no me iban a creer y sería una negra mancha sobre esta hoja que ustedes leen, no quiero acudir a los sentimentalismos baratos, ni a esas escenitas de decencias y humanitarismos de a tres por quilos que recurren los que en Cuba, en el mundo defienden la indecencia de un sistema podrido hasta la médula.

Al menos tuve la satisfacción medievalista que mi virginidad se la entregué a un cubano en un platanal de la escuela al campo y no a unos de esos cerdos llamados turistas que abusan de la pobreza y no meto en mismo saco a todos los turistas.

Muchas cubanas que hoy caminan emperifolladas y vueltas de espaldas a las realidades de Cuba, fueron sencillas y llanamente putas, es decir jineteras y lo lindo, lo divertido es que aquí se han transformado en monjas defensoras del castrismo, a veces José se ríe, porque le dije que la única jinetera que salió de Cuba le tocó a él por esposa, a pesar de que fue él el que me sacó, las demás conocieron a sus Yumas de casualidad y se casaron enamoradisimas y señoritas con ellos, puros cuentos de caminos.

Nunca, ni ahora que soy una mujer decente y fiel a su esposo negaré que fuí una puta, porque esa condición de jinetera es una denuncia viva en contra de un sistema. Aquellos que impedían que sus hijas se acercaran a mi, hoy me reciben con los brazos abiertos y me saludan con las más sentidas muestras de cariños, EL PODER DEL DOLAR ESE SI ES PODER y es la fuerza que más atrae y respetan los comunistas.

A Cuba con la Esperanza de Encontrar Parejas

Frida Llanos se casó con un cubano a pesar de la información sobre fraudes de amor que le dio la embajada de México en la isla, de las súplicas de su madre y las anécdotas sobre "infidelidades caribeñas" contadas por sus amigas. Pero estaba decidida y vendió su vocho nuevo para pagar los 80 mil pesos de trámites.

Tenía 36 años y se había mudado a La Habana para vivir de sus ahorros. Conoció a Luis, de su misma edad. "Será una relación madura", concluía Frida, quien se sentía en la luna.

"Era guapísimo, cortés, culto y hasta dejó de trabajar como traductor, pero lo hizo para estar más tiempo conmigo", cuenta a Crónica.

Pero los días pasaron y los ahorros de Frida se esfumaron, así que se trasladaron México, donde Frida retomó su antiguo empleo como socióloga del Gobierno del Distrito Federal, y se instalaron en la casa de su madre, en una colonia cercana al metro Indios Verdes.

Venían de vivir tres meses de felicidad en La Habana, tras conocerse una noche del "cañonazo de las nueve" en el castillo de El Morro, donde Luis la llevó a beber mojitos con el dinero que una hermana le mandaba de Miami.

Frida se acordaba de un personaje de la película Cosas que dejé en La Habana: una española que se llevó a vivir a un cubano que conoció en un antro y luego la traiciona con su mejor amiga. "Total —concluía la hispana— si me hizo el amor mejor que el serbio bosnio, el marroquí y, y... cualquier otro".

"Era su inversión para lograr que me lo trajera", analiza ahora Frida con un rictus de tristeza en su rostro de marcados rasgos indígenas: "Luis era otra persona en Cuba, incluso jamás lo vi borracho hasta que llegamos a México: el príncipe se volvió un ogro".

El colmo fue cuando la visitó a su oficina y le armó una discusión conyugal al estilo de un barrio pobre habanero: manoteos, estruendos, gritos, "coños" y "cojones"... Era la despedida del caballero que cinco meses atrás le había robado el corazón.

Frida había entrado a la estadística: según la embajada de México en Cuba, en el 2002 se legalizaron 1019 matrimonios binacionales, de los que 611 peticiones son de mujeres y 408 de hombres. En ese mismo tiempo hubo mil matrimonios entre cubanos e italianos y más de cuatro mil con españoles.

Los matrimonios entre extranjeros y cubanos aumentaron a principios de 1990, cuando el gobierno de Fidel Castro apostó al turismo para levantar la economía del país.

Y los cubanos vieron un negocio en los amoríos con turistas. Después de todo huir en balsa implicaba un peligro y, aunque la embajada estadunidense otorga anualmente 20 mil visas, el número de solicitudes es tres veces mayor.

Gilberto Calderón, ex secretario de la embajada mexicana en la isla de 1999 a 2002 y autor de ensayos sobre la sexualidad cubana, tiene una explicación: "Los cubanos son muy atractivos para los extranjeros porque son de todas las razas. Los europeos van en busca de personas negras o mulatas, los mexicanos por blancas o rubias. Y todos son muy sensuales aparentemente".

Y añade: "Van a Cuba con la esperanza de encontrar una pareja con mayor facilidad. Por lo general son adultos que buscan jovencitos o gente físicamente fea buscando belleza que difícilmente conseguirían en su país y los cubanos capitalizan esta necesidad irresistible".

De ello da cuenta Horacio Calvo, un periodista mexicano que vivió una década en la isla como corresponsal de un medio del Distrito Federal. De 39 años, no podía creer que tantas muchachas quisieran seducirlo a pesar de ser casado y tener tres hijos.

Alto, robusto, de ascendencia tzoltzil, Calvo ganaba tres mil dólares mensuales que le alcanzaban para vivir como si fuera rey de La Habana, mientras sus competidores cubanos en la lucha por las chavas discotequeras tenían sueldos de siete dólares al mes.

Las favoritas de Calvo eran las rubias porque en México "nunca pude ligarme a una ni yendo a bailar a Chalma".

Conoció a Yoliani, una guajira de 20 años, rubia rizada de ojos verdes, con ganas de pasear con el periodista cuarentón. La vida se convirtió en una bronca eterna para Calvo: su esposa llegó a irrumpir abruptamente en uno de sus escondites de amor con un machete en la mano.

Pasaron un par de años y se acabó la corresponsalía. En el DF, lo que Calvo pudo encontrar para vivir fue un departamento polvoso en la colonia Cuauhtémoc. Desesperado, se divorció y trajo a la rubia por "carta de invitación", facilidad que Cuba da a sus ciudadanos para viajar si una empresa o persona extranjera lo invita.

México exige tres mil dólares de depósito en caso de que el invitado no sea padre, madre, hijo o hermano de quien invita. Aún así, de los siete mil 800 cubanos que llegaron el año pasado a Estados Unidos desde 1999, cuatro mil 200 lo hicieron cruzando a través de México.

Uno de esos cubanos fue la rubia de Calvo: ella lo encontró abrumando por la familia, el tráfico y un sueldo que, aunque era el mismo, lucía 100 veces menos que en La Habana. Inconforme, recogió los cuatro trapos que tenía y cruzó la frontera por Matamoros, donde se declaró acosada por el régimen de Castro y Washington le dio asilo político.

Peter Geller, activista de la organización pro castrista mexicana Promotora Va por Cuba y muy conocedor de la isla, explica: "El problema es que cuando un cubano, que nunca ha salido de la isla, se lo llevan a otro país, sufre un cambio radical y puede reaccionar de mil formas".

Pero algunos cubanos y cubanas llegan a México en plan de vivir de sus parejas, según aseguran muchas de éstas. O a algunos de plano no les va bien el matrimonio, como a Francisco Gattorno, ex esposo de la actriz Cinthia Klitbo y a quien pillaron poniéndole el cuerno en Cancún con una bailarina cubana de Miami.

Pero Cinthia al parecer vio la experiencia como mera anécdota: se casó con otro cubano que vive en la isla.

"Yo me he abierto paso en México a golpe de pinga", confiesa un premiado escritor cubano casado dos veces aquí con mujeres adineradas que lo mantuvieron mientras escribía sus novelas.

Pero otros cubanos resuelven más rápido el problema del amor por compromiso. Eso lo vivió la mexicana Juliana González, quien ahora tiene 24 años, pero que se casó a los 19 años con Andrés: un bombón de 23 años, pelo castaño, ojos verdes y cuerpo formado en el equipo nacional de remo.

Lo conoció en Santa Fe, una playita que está después de la Marina Hemingway en La Habana, cerca de donde viven Pablo Milanés y Fidel Castro. Se lo presentó una bailarina cubana a quien Juliana visitaba por amistad cada verano desde los 15 años.

Andrés la llevó inmediatamente a su casa y su familia la trató como si fuera la nuera de años. Siguieron paseos por la playa, "guaracheos", cartas de amor y una propuesta de matrimonio que Juliana aceptó.

Ambos coincidieron que lo mejor era vivir en México, con la familia de ella, en la colonia Asturias, en el centro capitalino.

Andrés llegó gracias al dinero de Juliana, pero no se mostró agradecido: hablaba con monosílabos, era descortés y sólo veía la televisión. En un mes se le acabó el folclor y se fue a Ciudad Juárez, donde tenía un amigo y esperaba cruzar a Estados Unidos.

"Hablé con él por teléfono. Decía que yo era infiel. ¡Hazme favor! ¿Para qué iba a gastar dinero y tiempo si después le iba a poner el cuerno? Era un pretexto para alejarse de mí. Entonces comprendí lo que estaba pasando o", comenta Juliana.
Cinco años después de la crisis matrimonial, Juliana releyó las viejas cartas de su amiga cubana y la envolvió la nostalgia. "Cuba es más que un hombre", pensó.

Así que volvió a La Habana para ver a la amiga bailarina que conocía desde los 15 años y le había presentado a Andrés. Fue la última vez que la vio. Poco después viajó en una gira a España… y pidió asilo político.

* Matrimonios en 2002
En 2002 se legalizaron 1019 matrimonios mexicano-cubanos, de los que 611 peticiones fueron de mujeres y 408 de hombres. En ese tiempo hubo además mil matrimonios entre cubanos e italianos, así como más de cuatro mil con españoles.

* Amor que cuesta
Por invitar a un cubano a México, la Secretaría de Gobernación exige a los nacionales un depósito de 30 mil pesos: el dinero sólo se recupera si el invitado regresa. Aún así, muchos no vuelven a la isla. Al menos cuatro mil 200 que han venido invitados han cruzado a Estados Unidos.

* Llenando formas
El nacional que desee invitar a un cubano tiene que llenar una forma en la embajada cubana en México que cuesta 80 dólares.

* Permiso para salir
En la isla, el cubano tiene que pagar 150 dólares por un permiso de salida. Además de 40 dólares por el pasaporte y otros trámites menores también pagaderos en dólares.

* El boleto de avión
Un boleto de Mexicana Habana-Distrito Federal cuesta alrededor de seis mil pesos.

* Cubanos indispensables
Para obtener permiso de residencia en México, un extranjero que no posea el status de refugiado tiene que estar casado con un nacional o que una empresa asentada en el país lo contrate, previa demostración de que su labor es imposible de desarrollar por un mexicano

A las jineteras

Carlos Alberto Montaner

Madrid.- Se dice que ustedes, las jineteras, forman un inmenso ejército de acaso 100.000 jóvenes mujeres que cambian sexo por dólares. Se dice que operan por las noches en todas las ciudades cubanas donde hay extranjeros, y por el día se repliegan a sus casas, donde los familiares, incluso algunos esposos y compañeros sentimentales, no ignoran la forma en que sus mujeres se ganan la vida, o la muerte, si tienen la mala suerte de contraer sida como resultado de contactos sexuales con viajeros enfermos.

Cuba, no hay duda, se ha convertido en un destino frecuente para el turismo sexual. Es verdad que no es el único país del mundo, pero la fama, la mala fama de la Isla en ese terreno, ya es universal. La ironía es que al inicio de la revolución se decía que el comunismo había librado a Cuba de ser el prostíbulo de los norteamericanos, pero el cálculo que entonces se hacía señalaba un total de 10.000 prostitutas en todo el país, y ahora se supone que el número es mucho más alto: se dice, insisto, que la cifra ronda las 100.000 mujeres.

Pero a Fidel Castro esa inmensa tragedia no parece afectarlo. Más de una vez, con cierto cinismo, ha declarado que las jineteras cubanas gozan de la especial distinción de ser las prostitutas más educadas del mundo. Y es cierto: las hay maestras y médicas, abogadas y dentistas, técnicas industriales y estudiantes de biología. Las hay alumnas de bachillerato, que apenas tienen 14 o 15 años, y las hay funcionarias de algún ministerio que ya pasan de los treinta. Y Fidel Castro tiene razón: en ninguna parte del mundo las prostitutas están tan educadas como en Cuba. Sólo que esa observación no mitiga el problema, sino lo agrava, no exculpa a la revolución, sino la incrimina de una manera terrible, porque si algo se sabe con toda precisión es que a la prostitución no se llega como consecuencia de una decisión tomada libremente, sino como resultado de una situación en la que no hay mejores opciones.

A casi ninguna mujer le gusta irse a la cama con un desconocido. Es muy difícil de creer que esas muchachitas abrazadas con europeos calvos y barrigones, con canadienses o latinoamericanos que podían ser sus abuelos, o con cubanos del exterior, viejos pero adinerados, que viajan a la Isla en busca de sexo, se entregan por deseo, por amor o por disfrutar de aventuras. Lo hacen, como todas las prostitutas del mundo, por necesidad. Lo hacen para llevarles alimentos o ciertas comodidades a sus familiares. Lo hacen para tener ellas mismas una existencia materialmente digna, aunque terminen emocionalmente destrozadas.

Castro tiene razón: lo que diferencia a las jineteras de las prostitutas del resto del planeta es, precisamente, que las cubanas, en efecto, están educadas. Uno no ve en Madrid, París o Buenos Aires a médicas o abogadas que ejerzan la prostitución. Jamás aparece en el periódico la detención de una prostituta experta en computación, estudiante de arquitectura o profesora de Física. En todas partes las prostitutas siempre son pobres mujeres con un nivel muy bajo de educación, frecuentemente de origen campesino y carentes de apoyo familiar. Eso sólo ocurre en Cuba. ¿Por qué? Porque la educación que les proporciona el comunismo no les sirve para nada. No mejora la calidad de sus vidas. No les permite soñar con un futuro mejor.

Estamos ante un sistema de producción absurdo. Un sistema que penaliza la creación de riquezas y favorece el parasitismo laboral y la promoción no de los mejores, sino de los que más aplauden y repiten consignas. Por eso, cuando las jineteras consiguen radicarse fuera de Cuba no continúan ejerciendo la prostitución, sino retoman sus estudios o comienzan a trabajar normalmente en empresas convencionales como secretarias, maestras, ejecutivas o en donde obtengan un salario razonable que les permita llevar una vida digna, lejos del infiernillo moral y material que dejaron en la Isla.

La coartada del régimen es que el jineterismo cubano es una consecuencia de las tentaciones capitalistas que trae el turismo, actividad que el país se ve obligado a aceptar para aliviar la crisis económica. Pero esa es una descarada falsedad. Mallorca es una isla española por la que pasan veinte millones de turistas todos los años, y es, simultáneamente, uno de los lugares de España más ricos y con menor índice de prostitución y enfermedades venéreas. Lo que provoca la prostitución en Cuba es la estúpida organización económica y social introducida por los comunistas, culpable de que los jóvenes padezcan una vida miserable y carezcan de esperanzas e ilusiones. Y ese fenómeno sólo va a cambiar cuando el sistema impuesto por los Castro sea sustituido por la humana racionalidad que acompaña a la democracia y por la eficiencia que trae la economía de mercado. Hasta que eso no suceda, tendremos que soportar esta tragedia