Make your own free website on Tripod.com

BALCEROS

ACUSACIONES HECHAS A FIDEL CASTRO RUZ
Home
PUEDE ESCRIBINOS A BALSEROSCUBA1994@YAHOO.COM
ELIAN EL NINO BALCERO
BIOGRAFIA DE UN TIRANO
ACUSACIONES HECHAS A FIDEL CASTRO RUZ
**************
FOTOS DE MI CUBA
MAYARI
LAS DOS CARAS DE LA MONEDA
AGUADA DE PASAJEROS
rescatan balseros cubanos en florida
PUEDES AYUDAR A CONSTRUIR ESTA PAGINA WEB
HUMOR Y ALGO MAS!
videos y otras cosas de cuba
CELIA CRUZ
EL TRANSPORTE
LO QUE CUBA EXPORTA Y EL PUEBLO NUNCA A VISTO!
SANTIAGO DE CUBA

Acusación formal:

Fidel Castro Ruz, de 78 años de edad, abogado de profesión y en la actualidad primer secretario del Partido Comunista, presidente del Consejo de Estado, presidente del Consejo de Ministros y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, debe responder en este juicio digital que se inicia hoy 8 de enero de 2005 a los cargos que se le imputan a continuación:

1_ Graves violaciones durante 46 años de los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, documento aprobado por la Asamblea General de ese organismo internacional el 10 de diciembre de 1948, con el voto y el compromiso de Cuba de cumplir lo establecido en el mismo.

2._ Graves violaciones durante 46 años de los 22 artículos (20 al 42) del Título IV (Derechos Fundamentales) de la Constitución de la República de Cuba de 1940  único documento constitucional cubano legítimo por haber sido aprobado por todos los sectores políticos de la nación, incluidos democristianos, socialdemócratas y comunistas, el 1 de julio de ese año.

3._ Haber ejecutado en paredones de fusilamiento a miles de ciudadanos cubanos, luego de sentencias emitidas por "tribunales revolucionarios" sin jurisdicción legal ni autoridad moral ni profesional alguna en el territorio nacional en violación de los artículos 25, que prohíbe la pena de muerte, 26, 27, 28 y 29 del Título IV de la Constitución de la República, especialmente durante los primeros años que siguieron a su ascenso al poder en 1959.

4._ Haber eliminado todas las libertades y derechos fundamentales universalmente aceptados y garantizados por la Constitución de 1940, que la Revolución Cubana prometió restaurar, luego de que el anterior régimen suspendiera gran parte de ellos al producir el golpe de estado del 10 de marzo de 1952.

5._Haber mentido abiertamente a la nación, a legítimos comandantes de la Revolución y a los miembros del Movimiento 26 de Julio respecto a la naturaleza del gobierno revolucionario inaugurado en enero de 1959, al convertirlo en una dictadura marxista-leninista luego de haber prometido una revolución popular y democrática y haber negado varias veces en público, dentro y fuera de Cuba, que dicha revolución fuese comunista. Dicha mentira tuvo el propósito de ganar tiempo para que el acusado pudiese consolidar su poder político y militar, de manera dictatorial.

6._ Haber impuesto largas penas de cárcel a ciudadanos cubanos que han tenido posiciones políticas diferentes a las de la dictadura que dirige el acusado o que se han visto en la obligación de "utilizar el supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión", como cita la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su introducción, ante el hecho de que el gobierno inaugurado en 1959 cerró todos los caminos democráticos y suspendió todas las libertades y derechos fundamentales, de una manera más sórdida y cruenta que el régimen anterior.

7._ Haber sometido a decenas de miles de detenidos y prisioneros políticos a torturas y tratos inhumanos y degradantes en violación de los más elementales derechos humanos garantizados tanto por la Declaración de la ONU como por la Constitución de la República.

8._ Haber puesto en grave peligro la integridad territorial, la soberanía nacional y la vida de los nacionales cubanos al convertir al país, en medio de la Guerra Fría, en un satélite de una potencia extranjera, la Unión Soviética, que en octubre de 1962 puso al mundo al borde de un holocausto nuclear con la instalación de misiles de alcance medio dirigidos hacia Estados Unidos, desde territorio cubano. Y por haber intervenido política y militarmente en decenas de países, especialmente a través del entrenamiento, financiamiento y participación directa de movimientos guerrilleros cuyo propósito era imponer en esos países dictaduras totalitarias y marxista-leninistas como la cubana. Estas intervenciones desarrolladas a lo largo de las décadas de los 60, 70 y 80 del siglo XX produjeron miles de muertos cubanos y extranjeros. El acusado ha admitido públicamente que sólo en América Latina, con excepción de México, el régimen que él dirige intervino militarmente en todos los países, con lo cual su intromisión en los asuntos internos de las naciones latinoamericanas ha sido muy superior a la de una potencia de la envergadura de Estados Unidos.

9._ Haber destruido las infraestructuras económica, social y cultural de la nación mediante la imposición de un ineficiente sistema colectivista, bajo el absoluto control del estado comunista, que hicieron que Cuba descendiera desde importantes niveles de calidad de vida, según informes de la ONU, la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo, a las situaciones críticas que comúnmente viven las naciones sin esperanzas.

10._ Haber cometido el crimen de lesa cultura al haber impuesto férreas censuras y prohibiciones a artistas, escritores y académicos cubanos de relieve internacional por el sólo hecho de que éstos tenían opiniones diferentes a las de la dictadura que el acusado dirige o porque decidieron tomar el camino del exilio. También por haber borrado de los libros de historia importantes episodios y personalidades cubanas, con la grave consecuencia de que al menos dos generaciones de cubanos desconocen esos episodios y esas figuras, muchas de ellas glorias de Cuba. También por haber usado y manipulado la educación pública gratuita, consagrada en la Constitución de 1940, como arma encaminada a formar generaciones intoxicadas de propaganda político-ideológica y con el fin de dar una visión engañosa de la realidad cubana, para ganar simpatizantes dentro y fuera de Cuba.

A lo largo de este proceso se ofrecerán testimonios de víctimas de la represión política en Cuba, de familiares de los ejecutados, de expertos y de organizaciones cubanas e internacionales dedicadas a la defensa de los derechos humanos, como pruebas de esta acusación formal.

El acusado tiene derecho a declararse culpable o inocente, en esta etapa de este juicio digital.


Argumentos de Apertura de la Acusación

A lo largo de los últimos 46 años, la opinión pública internacional ha escuchado mucho acerca de Fidel Castro y la Revolución Cubana. Por lo general se tiene la idea de que Cuba, un país pequeño y pobre, ha sido hostigado por la agresiva política exterior de Estados Unidos durante casi medio siglo. Que el proceso "revolucionario" cubano produjo altos niveles de educación y salud pública, que eliminó el desempleo y desarrolló el arte, la cultura y los deportes. Que garantizó la seguridad social de los cubanos y que Castro es un paladín de los humildes del planeta.

Casi tres millones de cubanos - en una nación de 11.5 millones - dispersos por el mundo, la mayoría de ellos en Estados Unidos, a donde centenares de miles arribaron luego de arriesgar sus vidas en las peligrosas aguas del Estrecho de la Florida en balsas de fabricación casera, desmienten lo anterior.

No es posible que haya gente tan masoquista en un solo país, como para huir del paraíso rumbo al infierno. Generales del ejército y oficiales de los servicios de inteligencia de Castro, escritores, artistas, comandantes de la revolución de 1959, obreros, campesinos, amas de casa y ancianos forman esa gran masa humana que ha estado huyendo de Cuba desde hace casi 50 años, a pesar de las muchas restricciones a la libertad de emigración.

En este juicio digital contra Fidel Castro, el primero de su tipo desde el nacimiento de Internet, se escucharán las razones por las cuales esas personas han escapado de la isla de gobierno comunista. Este mes de enero de 2005, Castro celebró el 46 aniversario de su llegada al poder. Con ello es hoy día el dictador vivo que más años ha regido los destinos de una nación. Familiares de los ejecutados en paredones de fusilamiento, ex prisioneros políticos que durmieron sobre cargas explosivas a punto de convertirse en víctimas de un genocidio, sobrevivientes de naufragios provocados por embarcaciones del régimen, en los que murieron inclusive niños, así como escritores y artistas cubanos prominentes, los más prominentes, que han vivido gran parte de su vida en el exilio, empresarios que perdieron el trabajo de su familia de toda una vida y obreros que ganaban dos dólares mensuales, contarán historias muy diferentes a las que presenta la propaganda oficialista cubana.

Conocerán la historia de Mario Chanes de Armas, el hombre que junto a Castro asaltó el Cuartel Moncada en 1953 y desembarcó en el yate Granma para iniciar la revolución contra el general Fulgencio Batista, en 1956. Chanes de Armas, poco después del triunfo revolucionario, fue condenado a 30 años de prisión por una acusación infundada y se ha convertido en el hombre que más años ha estado en prisión por razones políticas en el mundo. Cumplió las tres décadas de cárcel que le impusieron. Hoy vive anciano y pobre en Miami. Conocerán la historia de Eusebio Peñalver, actual directivo de la Unidad Cubana en el exilio y ex hombre del Che Guevara en la guerra contra Batista. Peñalver es el hombre negro que ha cumplido la más larga condena a prisión en el mundo, 28 años y medio, un año y medio más que el ex presidente surafricano Nelson Mandela.

Se calcula que más de 10 mil cubanos han sido ejecutados en paredones de fusilamiento en la Cuba de Castro. Una cantidad igual de latinoamericanos pudo haber muerto en las frustradas aventuras guerrilleras de Castro en América Latina, y el doble de esa cantidad pereció en las fantasías militares del dictador cubano en las guerras de Angola y Etiopía. Se cree que alrededor de 50 mil cubanos han muerto en las aguas del Estrecho de la Florida mientras trataban de llegar a Estados Unidos. También hay razones para afirmar que en la década de los 60, más de 60 mil prisioneros políticos cumplían condenas en las cárceles cubanas, 20 mil de los cuales, según Amnistía Internacional, fueron liberados en la década de los 70.

Anualmente, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Pax Christi, Reporteros sin Fronteras, la Sociedad Interamericana de Prensa, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y otras organizaciones condenan las violaciones cometidas en Cuba por el régimen de Castro. En 2003, cuando 75 disidentes pacíficos cubanos fueron condenados a penas de hasta 28 años de cárcel, figuras como Mercedes Sosa, Pedro Almodóvar, José Saramago, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina se sumaron a esas organizaciones en la condena.

La acusación formal que se ha presentado en este juicio digital es apenas la punta del iceberg de la gran tragedia cubana de los últimos 46 años. Si hubiese una frase para calificarla, habría que tomar la del título del libro del gran escritor argentino Jorge Luis Borges, "Historia universal de la infamia".

Testimonios contra Fidel Castro

Los siguientes son testimonios de víctimas del régimen de Fidel Castro, que forman parte sustancial de este juicio digital al gobernante cubano.


Relato del Hundimiento del Remolcador "13 de Marzo"

Las embarcaciones del Servicio cubano de Guardafronteras, que habían observado la tragedia sin impedirla, se percataron de la presencia de un barco griego que se dirigía a la bahía de La Habana. Entonces, con la intención de borrar la imagen de la masacre que se cometía, iniciaron las maniobras de rescate.

Crónica del Presidio Político en Cuba

El médico cubano Julio Antonio Yebra le dio la mano a cada uno de los integrantes del pelotón de fusilamiento y les dijo que los perdonaba. La orden de fuego se confundió con su propio grito de condena al comunismo, y su cuerpo quedó sin vida atado al madero al que lo habían amarrado. Segundos después se escuchó el tiro de gracia.

La Odisea de una Prisionera Política

Cuando agentes de la Seguridad del Estado registraron la casa de Ana Rodríguez el 26 de febrero de 1961, sin encontrar ninguna prueba acusatoria contra ella, dijeron a su madre: "Señora, tenemos que llevar a su hija por algunos minutos a la ciudad para aclarar algunas cosas. Entonces la traeremos de vuelta". Rodríguez tenía 23 años y estudiaba el tercer año en la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana.