Make your own free website on Tripod.com

BALCEROS

rescatan balseros cubanos en florida

Home
PUEDE ESCRIBINOS A BALSEROSCUBA1994@YAHOO.COM
ELIAN EL NINO BALCERO
BIOGRAFIA DE UN TIRANO
ACUSACIONES HECHAS A FIDEL CASTRO RUZ
**************
FOTOS DE MI CUBA
MAYARI
LAS DOS CARAS DE LA MONEDA
AGUADA DE PASAJEROS
rescatan balseros cubanos en florida
PUEDES AYUDAR A CONSTRUIR ESTA PAGINA WEB
HUMOR Y ALGO MAS!
videos y otras cosas de cuba
CELIA CRUZ
EL TRANSPORTE
LO QUE CUBA EXPORTA Y EL PUEBLO NUNCA A VISTO!
SANTIAGO DE CUBA


>Documentos>La balsa abandonada
Renato L. Recio,
para Camagüeyanos por el Mundo.
Julio, 1998.

Hace ya algunos años, de vacaciones en Miami Beach, se nos apareció en la playa esta balsa sin ocupantes.

Todos nos preguntamos si los balseros habían llegado vivos a la costa, para perderse entre la población del lugar, o si habían perecido en las traicioneras aguas del Golfo.

Me dió mucho dolor pensar que hermanos míos hubieran corrido tan triste suerte, sólo por buscar esa libertad con la cual nacieron, arrebatada por el tirano comunista que sojuzga a nuestra querida patria.

Hoy, después de varios años de guardar esta foto que tomé, aún siento lo mismo que aquel día, cada vez que la veo.

Como cubano, atesoro esta imagen como un símbolo de libertad. Esa libertad que tanto anhelo para mi amada y sufrida patria.

 

Balsa

Una foto publicada el miércoles en el diario Miami Herald muestra el automóvil verde marca Buick que navega con pasajeros adentro y en el techo, entre ellos según se afirma cinco niños, y al que ha sido adosada una proa puntiaguda. La foto pareció tomada desde el aire.

Un grupo de cubanos navega hacia la Florida en un automóvil Buick modelo 1959 convertido en balsa - AP AP
Un grupo de cubanos navega hacia la Florida en un automóvil Buick modelo 1959 convertido en balsa

Marciel Basanta López y Luis Gras Rodríguez, que fueron devueltos a la isla cuando fracasaron en su intento de llegar a La Florida en un camión de 1951, se hallaban ahora al volante de su nuevo carro balsa, según los parientes.

La Guardia Costera declinó confirmar el miércoles la ubicación del vehículo de 1959 convertido en balsa, y tampoco reveló el origen de las fotos transmitidas el martes por la televisión, una de las cuales muestra a una lancha interceptando al automóvil Buick modelo 1959 convertido en balsa.

Las regulaciones norteamericanas prohíben divulgar ese tipo de información mientras no se resuelva el caso de los aspirantes a refugiados, dijo la suboficial Sandra Bartlett.

Parientes de los balseros comunicaron a la prima de Basanta, Kiriat López, que vive en la Florida, los nuevos planes de viaje de los cubanos.

"Mi primo no está loco, sino que quiere ser libre", dijo López.

Según las leyes estadounidenses, los cubanos que llegan a la costa norteamericana reciben permiso para permanecer en el país, mientras que aquellos que son atrapados en el mar suelen ser repatriados.

migraaaaaaa.jpg

Rescatan a balseros cubanos en Florida
por: Agencia
Fuente: EFE

En cuatro neumáticos, amarrados de manera precaria, dos hombres y una mujer cubanos llegan a las costas de Florida; autoridades de EU los rescataron en el mar

MIAMI, Estados Unidos, mar. 25, 2004.- Dos hombres y una mujer cubanos llegaron este jueves a las costas de Florida en cuatro neumáticos atados de manera precaria, tras afrontar olas de más de dos metros de altura, fuertes vientos y lluvia.

Imágenes de televisión mostraron a dos de los inmigrantes, exhaustos, lanzándose al agua desde los neumáticos amarrados con lo que parecían ser sábanas, en un intento desesperado por tocar tierra antes de que las autoridades de Estados Unidos pudieran capturarlos.

Varias personas que estaban observando el hecho en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami, se metieron al agua y los ayudaron a llegar a la orilla, asegurándoles así la permanencia en este país.

Según los convenios suscritos entre La Habana y Washington, los cubanos que son interceptados en el mar, aunque sea a pocos metros de la orilla, deben ser repatriados.

Sin embargo, de acuerdo con las leyes de Estados Unidos, aquellos que logran pisar tierra pueden permanecer en este país y al cabo de un año obtener la residencia.

La tercera inmigrante no logró nadar hasta la orilla y visiblemente agotada pedía ayuda desde el neumático en el que flotaba.

Un buzo de los guardacostas estadounidenses la auxilió y fue trasladada a un helicóptero donde se le está suministrado asistencia médica.

Al parecer los dos hombres sufren de hipotermia y fueron llevados al Broward Medical Center, en el sur de Florida.

Luis Díaz, portavoz del Servicio de Guardacostas de Miami, informó en declaraciones a la prensa de que avistaron dos balsas y la que se encontraba más cerca de la orilla naufragó debido al fuerte oleaje.

"Las personas que estaban en la playa, entraron al agua y ayudaron a estos inmigrantes debido a la situación tan grave que confrontaban", precisó.

Díaz no suministró mayores detalles sobre la otra balsa y dijo que varias guardacostas se mantienen en la zona "a ver si hay otros sobrevivientes".

Entretanto, el presidente de la organización de ayuda a los cubanos que salen de la isla Hermanos al Rescate, José Basulto, calificó la llegada de los balseros como "milagrosa".

"Es un milagro porque con olas de este tamaño las balsas se desbaratan en la travesía y los balseros se agarran de lo que pueden, como neumáticos, y generalmente pierden la vida", expresó el activista de ese grupo del exilio cubano, con sede en Miami.

Otros diez balseros llegan a Cayo Hueso

PUBLICADO: 2 de diciembre de 2004, a las 11:28 am (este)
ACTUALIZADO: 2 de diciembre de 2004, a las 12:48 pm (este)

Cinco hombres, tres mujeres y dos niños de 4 y 8 años llegaron en buenas condiciones este jueves a las costas de Cayo Hueso.

Un pescador que navegaba en kayak los divisó en la playa de Fort Zachary Taylor Park a las 7 am. Los balseros dijeron que salieron de Baracoa, en las afueras de la Habana, el 1 de diciembre.

. La embarcación en la que aparentmente viajaron tiene un motor de diesel y en ella había una brújula. El grupo ha sido trasladado al centro de detención del condado de Monroe.

Llegan más cubanos a Honduras

PUBLICADO: 2 de diciembre de 2004, a las 10:43 am (este)

Nueve cubanos más llegaron a la costa atlántica de Honduras en un bote procedentes de su país y con destino a Estados Unidos, informaron las autoridades.

El grupo lo forman dos mujeres y siete hombres.

La policía dijo que los refugiados arribaron el miércoles a La Ceiba, a unos 350 kilómetros al norte de Tegucigalpa, en una lancha de 17 pies de longitud y motor de 130 caballos de fuerza.

Salieron el sábado de Santa Cruz, al sur de Cuba, y tres días después arriban a la isla turística de Gran Caimán, donde algunos pobladores los abastecieron de víveres y agua.

Los inmigrantes, según las autoridades, dijeron ser pescadores, todos familiares, vecinos y amigos del puerto de Santa Cruz, en la provincia de Camagüey. Sus edades oscilan entre los 22 y los 34 años.

La policía los identificó como Rodolfo Silva, Gabriel Rodríguez, Alexis González, Antonio Miguel Lugones,Juan Ariosky Betancurt, Yosdel Torres Paz y Yonarkis Ramírez Cárdenas. Las mujeres son Yanara Sánchez Lagos y Yudmila Rodríguez.

Ellos permanecen en la delegación policial de La Ceiba. El gobierno, entretanto, analiza la situación migratoria del grupo.

Por lo menos 111 cubanos han llegado a Honduras en los últimos seis meses, aunque sólo 10 obtuvieron asilo político.

Las estadísticas oficiales, sin embargo, indican que unos 320 cubanos han buscado refugio en Honduras en dos años.

Honduras reanudó las relaciones diplomáticas con Cuba en enero del 2001, pero aún no designa a su embajador en La Habana. Ese país tiene su representante diplomático en Tegucigalpa desde hace casi dos años.

SaliendoDesde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 miles de personas han escapado o tratado de escapar de Cuba usando balsas o cualquier otra clase de artefacto flotante. En los meses de agosto y septiembre de 1994, miles de cubanos se lanzaron al mar en balsas improvisadas y botes. Más de 34 mil fueron rescatados y llevados a la Base Naval de Guantánamo por el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos. Se calcula que una tercera parte de los que se lanzaron al mar, murieron en el intento de salir de Cuba

CUBA
La historia de un balsero, 65 horas con la muerte
Roberto Morales es tal vez el único de los más de 30,000 balseros cubanos que han llegado a las costas de Florida que tiene fotos de esa aventura de hace más de 10 años.

Además de azúcar y agua que traían en su improvisada balsa, Morales y sus otros cuatro compañeros se cuidaron de traer también una pequeña cámara rusa para inmortalizar una odisea que duró 65 horas antes que fueran rescatados por la Guardia Costera a unas 32 millas de Cayo Maratón (Florida).

Morales, de 31 años, tiene ahora la nacionalidad estadounidense y ejerce de cartero del Servicio de Correos de Estados Unidos. Muchos de los vecinos de la zona del Doral, en el noroeste de Miami, donde suele repartir la correspondencia cada día, ignoran su odisea.

TESTIMONIO
Morales está bien organizado para contar su historia, ha escrito un libro ("65 Horas con la Muerte") y tiene, además, un sitio en internet (www.65horas.com) para promocionar la publicación.

Del 19 de agosto al 23 de septiembre de 1994, la Guardia Costera estadounidense interceptó a 30,224 balseros cubanos que fueron llevados temporalmente a la base naval estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

El inesperado éxodo comenzó cuando el presidente cubano, Fidel Castro, anunció el 5 de agosto de 1994 que no se pondrían obstáculos a los descontentos que quisieran hacerse a la mar mientras Washington no cambiase su política inmigratoria de acoger a los cubanos que llegasen por vía marítima de forma ilegal.

ACUERDO
Temeroso de un nuevo éxodo como el del Mariel, de 1980, el Gobierno del presidente Bill Clinton se vio forzado a llegar a un acuerdo con Cuba para comprometerse a repatriar a los que se interceptasen en el mar, y La Habana a aceptar la salida ordenada de 20,000 cubanos al año, por medio de una lotería de visas.

Roberto y sus cuatro compañeros tuvieron la suerte de haber salido de la isla antes de ese acuerdo, el 24 de mayo de 1993. Por lo tanto, aunque fueron interceptados en el mar, pudieron quedarse en suelo norteamericano, a las dos semanas tener permiso de trabajo y al año la residencia permanente.

COMO TELENOVELA
Escogieron una noche sin luna y la popularidad de la telenovela brasileña "Vale Todo", a sabiendas de que los guardias costeros estarían a las 10:00 p.m. frente al televisor y no vigilando la playa.

Su balsa fue hecha con madera usada y neumáticos de automóviles. Llevaba dos velas para aprovechar el viento, cuando se podía, aunque tuvieron que remar mucho.

Un fuerte viento los impulsó hacia el oeste, con tan mala suerte que los llevó casi a unas seis millas frente al Malecón de La Habana.

"Fuimos a dar a la boca del lobo, podíamos ver, cuando las olas bajaban, la silueta de los edificios de La Habana", narró.

Finalmente pudieron alejarse de la isla y al día siguiente se toparon en alta mar con un crucero que aparentemente navegaba hacia México.

El barco se paró a unos 300 metros de la balsa y a pesar de que uno del grupo argumentaba que debían subir abordo, el resto decidió seguir por temor a ser mandados de vuelta a Cuba, ya que el crucero no llevaba bandera de EU.

A las 65 horas de la travesía los divisó el piloto argentino Guillermo Lares desde una avioneta de la organización "Hermanos al Rescate", con sede en Miami y que se dedicaba a buscar balseros en peligro en el estrecho de la Florida.

Lares les lanzó una botella de plástico, donde venía un pequeño envase con Coca Cola y un mensaje: "Bienvenido a la tierra de la libertad. La Guardia Costera viene en camino, Dios está con ustedes. Hermanos al Rescate".

Un buque de la Guardia Costera los rescató y mientras les practicaban un examen médico a bordo, escucharon ráfagas de ametralladora M-60. Habían hundido la balsa para que no representara un peligro para la navegación. Ahora, en Miami, está casado con una nicaragüense y tiene dos hijos

Balseros: el temerario plan migratorio
Las 90 millas más peligrosas del mundo


AFP

30 de Julio de 2004



LA HABANA, Cuba - Cientos de cubanos tratan de llegar cada año a Estados Unidos con el plan migratorio más temerario: un par de neumáticos atados a maderos y láminas de 'tergopol', una "balsa" para rebasar 190 kilómetros (unas 90 millas) de mar entre tiburones y peligrosas olas.

Riesgos colaterales

Pero además de los elementos naturales, el balsero debe sortear otro riesgo: ser interceptado por unidades del servicio de Guardacostas de Estados Unidos, que generalmente lo devuelven a la isla en virtud de los acuerdos migratorios bilaterales de 1994, de los cuales están por cumplirse 10 años.

La Crisis de los Balseros de ese año, en la cual 36 mil personas abandonaron la isla en precarias embarcaciones, dejó una verdadera escuela de construcción de esos precarios artefactos para atravesar el Estrecho de Florida.

Bastan dos cámaras grandes de tractor y algunos maderos para construir una mínima base interna", explicó Julio González, que asegura haber ayudado a armar balsas a un centenar de amigos y conocidos para abandonar el país.

"Los mejores meses para la navegación son desde junio hasta septiembre, cuando el mar está en calma y los vientos pueden ser de entre 10 y 25 kilómetros por hora", señaló González, de 36 años, quien subsiste gracias a labores de pesca en el litoral cercano a la capital cubana.

Travesía infernal

Para González, "los mayores riesgos son el oleaje y el sol", por lo que aconseja salir dos o tres horas antes de la medianoche, con provisiones de agua, refrescos con mucha azúcar, leche condensada, galletas y carne enlatada.

La deshidratación por el doble efecto del sol y la sed causa rápido deterioro físico y mental, que lleva a angustias, delirios y a cometer acciones fatales.

Pero las noches no son mejores que el día, según relatan quienes han sobrevivido a la travesía. La oscuridad absoluta no deja ver a los compañeros de viaje, se pierde la noción de tiempo-espacio y cualquier ruido sugiere la presencia de un tiburón.

Según evidencias encontradas por la Guardia Costera de Estados Unidos, desde 2000 a la fecha perecieron unas 200 personas en la travesía, pero la misma fuente estimó que la cifra de fallecidos podría ser más alta.

"No recomiendo más de dos o tres personas en cada balsa, ni construirlas con más de dos neumáticos", advirtió González, quien vio partir como balseros hacia Estados Unidos a varios de sus vecinos en 1994.

Medios de prensa registran sistemáticamente el arribo de balseros a costas y cayos de Florida, pero también a países centroamericanos e islas del Caribe, muchas veces arrastrados por las corrientes marinas.

Perfil del balsero

Las salidas ilegales en embarcaciones son utilizadas generalmente por quienes no clasifican para un visado norteamericano y por aquellos a quienes no se le permite salir de Cuba debido a su vinculación laboral u otras causas esgrimidas por las autoridades de la isla.

De vez en cuando, la opinión pública de ambos países se estremece con macabras historias sobre el hallazgo de restos humanos flotando en alta mar, fragmentos de balsas destrozadas y testimonios de náufragos que sobrevivieron alimentándose de gaviotas y bebiendo su propia orina.

El potencial migratorio de Cuba fue estimado a fines de la década pasada entre 490 mil y 700 mil personas, según fuentes del Centro de Estudios de Migraciones Internacionales de la Universidad de La Habana.

Pero detrás del drama de los balseros se esconde otra forma de emigración ilegal que, a pesar de ser fuertemente sancionada en Estados Unidos y Cuba, constituye la vía mas utilizada según los especialistas: el tráfico clandestino de personas.

Los traficantes se movilizan en modernas lanchas rápidas y exigen pagos de entre 3 mil y 10 mil dólares por pasajero, dinero generalmente abonado por familiares en Estados Unidos para asegurar a sus parientes una travesía menos peligrosa que la de navegar en una precaria balsa.

Guantanamo Vista muy comun por aquellos tiempos,un campamento de balseros(tomado de la Web).Ha pasado vastante tiempo pero la imagen sigue siendo familiar,y es que todos llegamos a ser como una gran familia,con un objetivo comun,encontrar la Libertad

El Nuevo Herald
Aug. 09, 2004

Los fragmentos perdidos de una odisea

WILFREDO CANCIO ISLA
El Nuevo Herald

Por más de 15 años, Arturo Cobo se esmeró en preservar los más increíbles objetos, filmar testimonios y conservar imágenes que con el tiempo se convirtieron en reliquias históricas del éxodo cubano hacia Estados Unidos.

Son 10,000 fotos, cientos de horas de grabaciones y decenas de cajas con los nombres, la fecha de salida y los teléfonos para localizar familiares de balseros que nunca llegaron a tierra. Están también las balsas rescatadas, las brújulas, los compases de navegación y las linternas que auxiliaron a muchos cubanos en la angustiosa travesía en busca de una vida libre y mejor.

''Estos son los fragmentos dispersos de una tragedia que debemos mostrarle al mundo como testimonio de la agonía del pueblo cubano bajo el régimen de Fidel Castro'', expresó Cobo, veterano de Bahía de Cochinos y fundador del desaparecido Hogar de Tránsito para Refugiados Cubanos, en Cayo Hueso.

Con ese arsenal de historia reciente en su poder, Cobo planea inaugurar a fines de este año el Museo del Exodo Cubano en un local de Miami donde radicó en el pasado una estación de bomberos. El lugar, ubicado en la avenida 27 y la calle 3ra. del NW, es propiedad de la Ciudad, y ya se han iniciado los trámites legales para que pueda ser utilizado con fines culturales en beneficio de la comunidad.

''Va a ser maravilloso poder tener allí este museo, que se convertirá en orgullo de la comunidad'', dijo el comisionado de Miami, Joe Sánchez. ``Esta es parte de nuestra historia''.

La ordenanza para la concesión del local será considerada por la Comisión de Miami el próximo octubre. Sánchez vaticinó que la propuesta será aprobada sin dificultad, pues representa un proyecto modesto en comparación con otras iniciativas para museos que demandan gastos millonarios.

Por lo pronto, Cobo está en gestiones con congresistas y personalidades locales en la búsqueda de fondos suficientes para el acondicionamiento del museo. No descarta la realización de un radiomaratón para recabar el apoyo de la comunidad exiliada.

Cobo abrió el Hogar de Tránsito en septiembre de 1992 con apenas $6,000, en momentos en que comenzaron a dispararse las llegadas de balseros a las costas de la Florida. La institución ofreció alojamiento, ropa, comida y ayuda para localizar familiares a unas 15,000 personas en los cuatro años que estuvo abierta.

''Decidimos abrir el Hogar para impedir que la gente que venía buscando libertad tuviera que ir a parar a una cárcel de inmigración'', recordó el activista, que participó también como voluntario en el recibimiento de miles de cubanos durante el éxodo del Mariel, en 1980.

El Hogar se mantenía en servicio las 24 horas. Dos operadoras telefónicas recibían la información de personas que trataban de ubicar a sus familiares a partir de su presunta fecha de salida de Cuba.

''Fue algo tremendo, con gente llegando a las 3 y a las 4 de la madrugada'', relató Cobo. ``Hubo un día en la espiral del éxodo [de 1994] que recibimos a 535 refugiados''.

Los activistas del Hogar también realizaron en esos años operaciones itinerantes de ayuda a cubanos detenidos en Guantánamo, Panamá, Bahamas y Port Isabel en Texas.

La singular colección del futuro museo incluirá piezas como la única tabla rescatada del remolcador 13 de Marzo, hundido frente a las costas de La Habana en el verano de 1994, así como casquillos y esquirlas de balas sacados de los cuerpos de balseros que trataban de escapar de la isla.

Están documentados los casos de Andrés Sánchez, Antonio Fernández y Elio Díaz, quienes fueron tiroteados por las Tropas Guardafronteras cuando escapaban junto a otros 58 cubanos en un barco arenero el 6 de junio de 1994, y el de Ivette Molina, quien recibió impactos de bala estando embarazada.

''Son historias que no deben olvidarse'', dijo Cobo. ``A veces me levanto de madrugada recordando alguno de esos casos y no puedo seguir durmiendo''.

Los náufra
Miles de cubanos se empeñan desde 1959 en alcanzar las costas de países próximos en busca de una vida mejor. Para ello utilizan cualquier medio posible
Los náufragos  de Fidel
VIAJE FRUSTRADO. Un Buick de 1959 adaptado para la travesía fue utilizado para alcanzar, sin éxito, las costas norteamericanas. / EFE
Irse de Cuba. Ése es el empeño de los 'balseros'. Para ello, cuando se convencen de que una salida legal es casi imposible, no dudan en lanzarse al agua en precarias embarcaciones, arriesgarse a ser pasto de los tiburones, o a ser devueltos a la isla, donde pueden ir a la cárcel. Poco después del triunfo de la revolución en 1959 comenzó la emigración de cubanos, principalmente a Estados Unidos. Primero fue la burguesía quien llegó a Miami cómodamente en vuelos comerciales; después, la salida se fue complicando.

Durante los años 70 y 80 se escuchaba entre el pueblo casos de hombres que se lanzaban al mar en neumáticos de camiones. No se conoce a ciencia cierta cuántos han perecido en alta mar. El 1 de abril de 1980 un grupo estrelló un autobús contra la verja de la Embajada de Perú en La Habana matando a un suboficial que la custodiaba. Esa fecha marcó una brecha en las salidas masivas de cubanos. Los seis asaltantes pidieron asilo y les fue concedido por el Gobierno peruano. La respuesta de las autoridades cubanas fue retirar la vigilancia a la delegación. La noticia se corrió como la pólvora: en cuatro días entraron 10.800 personas.

Los llamaron la «escoria». Quienes regresaron a su casa soportaban «actos de repudio»: vecinos tirándoles huevos e insultándoles. Ante la avalancha que quiso abandonar el país, Castro anunció la apertura del puerto de Mariel, a unos 40 kilómetros de La Habana. Unas 2.000 embarcaciones establecieron una especie de 'puente marítimo' para trasladar hasta Cayo Hueso (Florida) a más de 125.000 cubanos, entre ellos muchos delincuentes. Fueron 'los marielitos'.

Crisis de los 'balseros'

Tuvieron que pasar muchos años, hasta agosto de 1994, para que se diera otra situación similar: la crisis de los 'balseros'. Entonces, también fueron miles los cubanos que se lanzaban al agua. «Era impresionante ver cómo llegaban hasta el malecón con las balsas y como allí mismo, delante de todos, las armaban antes de lanzarse al agua», recuerda un joven que entonces tenía unos 20 años. Uno de ellos fue 'Pedro', que prefiere ocultar su verdadero nombre. Es homosexual y en ocasiones se trasviste. Tiene 40 años y vive en Cuba. No trabaja. «Antes trabajaba de auxiliar de enfermería, pero me sentí tan mal después de que me devolvieron que no quise trabajar más». Con seis compañeros improvisaron una lancha rústica, compraron unos «bocaditos en el Hotel Comodoro y un poco de agua» y se metieron en el agua.

Estuvieron dos días en alta mar, donde el oleaje casi los hunde. Los recogió un guardacostas estadounidense que los trasladó a la base naval de Guantánamo. A 'Pedro' lo trasladaron a Panamá y estuvo cuatro meses antes de ser devuelto a la base situada en el extremo oriental de Cuba. Al año y dos meses de estar allí le dijeron que pidiera el visado en la embajada de EE UU en Cuba y fue devuelto a la isla. Ya en casa, presentó los papeles para un visado legal, pero «me dijeron que no reunía los requisitos como refugiado político y que tenía que esperar el sorteo, y aquí estoy, esperando. La esperanza es lo único que se pierde, pero ya no lo intento más».

Pastor Núñez, 41 años, casado, con dos hijos de 18 y 11 años, es reincidente. Lo intentó en 1991, en 1993 y en 1994. También tiene antecedentes penales, dice que por «desacato a la policía y broncas menores», pero cumplió más de un año de prisión. «Dicen que era por estafa, pero fue un mal negocio», cuenta a El CORREO. En el primer viaje no llegaron ni a poner la balsa en el agua. «Se armó un tiroteo con otras personas que venían a buscar gente en una embarcación y el resultado fue que me llevaron preso por intento de salida ilegal y violación de las leyes migratorias».

Al segundo intento, después de dos días a la deriva en medio de oleaje muy alto, la balsa regresó a la costa cubana. Regresaron todos a sus casas sin que nadie se enterara de la aventura. Y el tercero, en plena 'crisis de los balseros', tampoco prosperó. La embarcación se estaba hundiendo: «Entonces pensaba en lo más. Se acuerda uno de lo bueno y lo malo que ha hecho en toda su vida». Un guardacostas cubano les ofreció la posibilidad de subirse al barco o intentar pasarse a otra lancha, y volvieron a La Habana.

'Camionautas'

Muy diferente es el caso de los 'camionautas'. En julio de 2003, la imagen de un camión Chevrolet verde de 1951 flotando en el mar dio la vuelta al mundo. Los doce balseros fueron devueltos a su país y el vehículo, hundido por la guardia costera. Hoy, seis han conseguido salir y el resto sigue en Cuba. De nuevo lo intentaron en febrero del 2004 en un Buick del 1959 y esta misma semana algunos de ellos salieron en un Mercury de 1949. Las tres veces los vehículos fueron interceptados por guardacostas estadounidenses. Después, con papeles en la mano, algunos han podido quedarse. El resto fueron devueltos.

Entre quienes hoy quedan en Cuba están Marcial Basante, quien viajó en el camión, y que junto a su esposa Mirlena López Estupiñá y sus dos hijos repitió en el Buick. Su suerte fue que los recogieran guardacostas estadounidenses porque según los acuerdos firmados entre Cuba y Estados Unidos, «los repatriados no deben ser molestados ni se puede tomar represalias en nuestra contra», relata Mirlena. Sin embargo, Ariel Diego Marcel, miembro del primer grupo junto con su esposa, la joven Dorka, no tuvo esa suerte. Ahora está preso por haber protagonizado un intento fallido de salida ilegal en una precaria balsa el pasado 23 de abril. «Se lanzó al agua y todo, prefería morirse, pero lo cogieron los guardacostas y como era reincidente lo tienen preso desde el día 24. Sin juicio y habiéndole dicho que él va a pagar por los otros», dice su madre Estela Marcel a punto de llorar. «Tiene llagas en la boca y hongos en las manos», se lamenta, y denuncia que vive en unas pésimas condiciones carcelarias.

Mirlena, por su parte, reconoce que aunque en su caso no fueron apresados debieron soportar que funcionarios policiales allanaran su vivienda sin orden judicial y que regularmente reciben sus visitas.

Todos ellos son vecinos del barrio habanero el 'El Diezmero', donde casas de rudimentaria construcción se levantan en calles sin asfaltar, donde las viviendas de madera parecen chabolas, y donde los apagones son diarios. En este momento, todo el grupo clama con una sola voz por la liberación de Ariel. «Ariel no es ningún delincuente. Tiene 30 años y 10 de trabajo. Su delito es que se quiere ir del país», asegura furiosa su suegra, Maira Quiroz Ruiz, quién dice que lo quiere como un hijo. «Nunca le ha hecho nada a nadie», insiste.
gos de Fidel
 

LA CRUZ DE CELIA EN EL CIELO
        

Copyright © Arnoldo Águila


    

    El jueves 17 de Julio del 2003 falleció a las 4.55 PM en su hogar, Fort Lee, New Jersey, Celia Cruz, nacida en el barrio de Santos Suárez de La Habana, Cuba, el 21 de Octubre de 1925.

    Desde niña cantó bien, pero su objetivo al principio fue usar el canto para pagarse sus estudios de magisterio, por lo que trabajó en la radio cubana en diversas emisoras. Cantó también en el cabaret más famoso de Cuba, el Tropicana.

    En 1947 abandonó su intención de hacerse maestra para estudiar vocalización y teoría en el Conservatorio de Música y en agosto de 1950, a los veinticinco años de edad, tuvo su primera gran oportunidad al entrar como solista en la famosa orquesta cubana "La Sonora Matancera".

    En julio de 1960 junto con "La Sonora Matancera" abandonó Cuba bajo el pretexto de una gira en México, aproximadamente al año y medio de iniciada la Revolución comunista de Fidel Castro.

    Como es sabido, el comunismo es un sistema totalitario que se hace dueño de todas las actividades, incluso de las artísticas, y también de todas las personas, incluso los artistas, por lo que Fidel luego le prohibió a Celia visitar a su madre enferma o incluso asistir a su sepelio. Y ni después de muerta le reconoció su valía, pues el Granma, el periódico central oficial del régimen, resumió en sólo dos párrafos la muerte de la que en vida fuera “Reina de la Salsa”, no sólo en USA, sino en el mundo entero.

    En el primero, el órgano gubernamental reconoció que Cruz fue una "importante intérprete cubana, que popularizó la música de nuestro país en Estados Unidos". Y en el segundo, señaló que "durante las últimas cuatro décadas se mantuvo sistemáticamente activa en las campañas contra la Revolución Cubana generadas desde Estados Unidos, por lo que fue utilizada como ícono por el enclave contrarrevolucionario del Sur de la Florida".

    
Esa fue la Cruz de Celia: ser más cubana que las palmas, que la montaña del Turquino, que el Valle de Viñales, y sin embargo, no poder visitar su patria porque se lo impedía un tirano que se cree, actúa y es, el dueño de un país, de Cuba, bajo el disfraz de un falso paraíso de médicos sin medicinas ni utensilios, de escuelas de adoctrinamiento político sin lápices, libros y con escuelas que se caen a pedazos, que gradúan técnicos y especialistas que no se pueden ganar la vida en su especialidad; un paraíso con trabajo para todos, donde los trabajadores simulan trabajar y el Estado simula que les paga.

    En 1961 pasó a los Estados Unidos de América y en 1962 obtuvo un contrato para actuar en el Hollywood Palladium de Nueva York. Allí se enamoró de uno de los trompetistas de la orquesta, Pedro Knight, con quien se casó el mismo año, y quien fue su compañero inseparable hasta la muerte de la extraordinaria diva.

    Al lado del gran timbalero Tito Puente, Celia se lanzó como solista en 1966 realizando varias producciones exitosas. Luego se uniría al maestro Johnny Pacheco.

    En 1973, en el Carnegie Hall, los jóvenes latinos de Nueva York descubrieron a esta intérprete de voz maravillosa y vestuario exuberante y al siguiente año ya disfrutaba de gran éxito y pasó a formar parte de las Estrellas de Fania. Después trabajó de nuevo con Pacheco, luego con Willie Colón y la Sonora Ponceña, una de las mejores orquestas de Puerto Rico.

    A la Reina de la Salsa, a la Guarachera del Mundo, la han nominado 15 veces al Grammy en el renglón de mejor álbum de música latina, de los cuales ganó uno en 1989, junto a Ray Barreto, con el disco "Ritmo en el Corazón". Su segundo Grammy lo obtuvo recientemente en la primera entrega de estos premios a nivel latino, con el disco "Mi vida es Cantar".

    Recibió más de 100 premios, incluyendo doctorados honorarios, una estrella en Hollywood Boulevard y un reconocimiento entregado por el Presidente Clinton, la medalla del "National Endowment for the Arts”.

    Durante su larga trayectoria, Celia Cruz ha grabado 76 álbumes, en compañía de los salseros más reconocidos a nivel mundial. Incursionó en el cine estadounidense, participando en la película, "The mambo kings", en el personaje de Evalina Montoya, al lado de Antonio Banderas y Armand Assante. Luego con Angélica Houston, en "La Familia Pérez". También participó en dos producciones. La primera fue "Valentina", al lado de Verónica Castro y Blanca Guerra; luego trabajó en "El Alma no Tiene Color", junto a Laura Flores y Arturo Penich.

    Recorrió con su música todos los rincones del mundo, pero acompañaba sus virtudes musicales con otras virtudes superiores que le dieron un brillo no común entre los artistas.
    
    Fue siempre franca y humilde, y jamás se envaneció con la fama y el triunfo obtenido tras la lucha perenne que la había sacado de la vida pobre y modesta de sus inicios, que la hizo triunfar de nuevo lejos de su terruño.

    Como cubana de ley nunca olvidó su patria ni sus raíces, y cuando en la Crisis de los Balseros fue a la base naval de Guantánamo para cantarle a los allá detenidos, pidió que la llevaran a la cerca que dividía el territorio de Cuba del de la Base y ya allí, pasó la mano bajo la cerca, tomó tierra del lado cubano y la echó en un vaso para traerla consigo de regreso a los Estados Unidos.

    Como ser excepcional que fue, ayudó a muchos jóvenes artistas desconocidos en su momento, como Marc Anthony, la India, etc., y ayudaba año tras año en actividades benéficas como las de la "Liga contra el Cáncer".

    El amor que prodigó en su vida le fue devuelto con creces en el despido apoteósico que se le hizo en Miami y en New York a la Reina de la Salsa, ceremonias que entraron a la historia por su excepcionalidad.         

    La Cruz que llevó Celia hacia el Cielo es la cruz que cargamos todos los cubanos exiliados: vivir fuera de la patria sin quererlo; no tener el derecho de regresar libremente, sin pedir permiso; y ver sin libertad y sin esperanzas a nuestro pueblo.

24 de Julio del 2003

        

Josep María Cortina

La migración
Mario J. Torres

La migración comenzó tan pronto Castro tomó el poder pero se fue incrementando y haciéndose masiva a lo largo de los años. Los diferentes sucesos migratorios que han ocurrido en la isla durante más de 40 años se pueden resumir de esta forma:

(1) Ultimos años de la década de los 50 —

Migración hacia los Estados Unidos de funcionarios del gobierno de Fulgencio Batista derrocado por Castro y familias acomodadas y ricas del país.

 

(2) Primera mitad de la década de los años 60 —

Migración hacia los Estados Unidos de miembros de la clase media que ya tenían familiares en el vecino del Norte ( por Camarioca en la playa de Varadero) y migración de los hijos pequeños de familias de la clase media a los Estados Unidos ( Operación Peter Pan)

 

(3) Años finales de la década de los 60 —

Comienzo de la migración ilegal no masiva a través del mar, por medio de balsas, botes, gomas, recámaras inflables y todo artefacto flotante donde muchos fueron capturados y puestos en prisión, otros se ahogaron en el mar o fueron comidos por tiburones.

 

(4) Década de los 60 —

Migración por tierra tratando de llegar a la base norteamericana radicada en la isla en la ciudad de Guantánamo y por mar a través de su bahía.

 

(5) Mediados de los años 70 —

Instauración de las visitas legales por invitación y las reunificaciones familiares donde familiares allegados en EEUU pueden reclamar o invitar al país a sus hijos, hermanos, padres o cónyuges. De estas visitas muchos deciden no regresar.

 

(6) Finales de la década de los 70 —

Aprobación del acuerdo migratorio que facilita a antiguos presos políticos u opositores del sistema a viajar permanentemente a los EEUU como refugiados políticos luego de liberados de las cárceles cubanas que junto a la lotería de visas y demás constituyeron el llamado Ajuste Cubano, que permite a los cubanos emigrar de la isla hacia los EEUU, reconociendo así la violación de los derechos humanos en el país

 

(7) Principios de los años 80 —

Entrada masiva ilegal a varias embajadas extranjeras en la Ciudad de La Habana, comenzando por la peruana donde cientos de cubanos entraron por fuerza y permanecieron dentro durante largas semanas solicitando asilo en Perú o en cualquier lugar del mundo que los aceptase. Muchos de estos no pudieron soportar la presión de la espera y tuvieron que salir también debido a las malas condiciones de vida imperantes en el lugar. Sin embargo, la mayor parte pudo salir del país y luego viajar a los EEUU o a otros terceros paises.

Otras embajadas fueron también invadidas por grupos deseosos de salir del país o tuvieron amenazas de serlo pero el gobierno tomó medidas luego de los incidentes en la del Perú y sacó a muchos por la fuerza y luego de esto se instauró una celosa y estricta vigilancia armada las 24 horas del día en cada embajada para evitar incidentes similares.

El gobierno organizó desfiles y manifestaciones impulsadas por los CDRs y sindicatos llevando al pueblo de forma obligatoria a protestar masivamente en contra de estos sucesos en cada ciudad del país, de nuevo con lemas y consignas apoyando el sistema, en lo que el dictador llamó una reafirmación revolucionaria (pero obligada por miedo a las represalias) y echándole la culpa de todo de nuevo al Imperialismo Yankee.

Como resultado de la aventura de las embajadas, se aprobó entre los 2 paises el acuerdo de migración masiva por el puerto del MARIEL hacia los EEUU.

 

(8) Principios de los años 80 — Migración del Mariel:

El Mariel es un pequeño puerto de mar al noroeste de La Habana y uno de los puntos más cercanos a las costas de la Florida.

En uno de sus discursos a raiz de los problemas en las embajadas, Castro alentó, bajo consentimiento del gobierno de EEUU, a los cubanos en el exilio a viajar a la isla en embarcaciones para recoger a sus familiares en Cuba por el puerto del Mariel. Entonces permitió que cualquiera que quisiera marcharse del país lo hiciera y se montara en esas embarcaciones también. Luego de esto, grandes cantidades de embarcaciones de distintos tipos provenientes de la Florida se dirigieron a Cuba a recoger a sus parientes allegados y familias enteras pudieron emigrar de esta forma.

Castro se aprovechó de esto y liberó a presos comunes, ladrones y criminales y los obligó a irse del país en estas mismas embarcaciones poniéndole a los dueños de las mismas esta condición si estos querían llevarse a sus familias. De esta forma también intentó dañar la sociedad norteamericana enviando estas personas a los Estados Unidos.

El dictador denominó a todas las personas que se iban del país como ESCORIAS donde incluía a los criminales junto a las personas serias y decentes. Muchas personas que no tenían familiares esperándolos en el Mariel y que deseaban irse del país, alegaron ser ladrones, homosexuales o asesinos y se las arreglaron para conseguir cartas de sus CDRs y de otras oficinas que se habilitaron al respecto que asi lo atestiguaban y de esta forma podían irse por el Mariel debido a su estatus de "delincuentes".

Inclusive gente seria y honesta, profesionales y personas que distaban mucho de cometer un delito, utilizaron este procedimiento para irse del país. Castro, cuyo gobierno siempre ha agitado y manipulado a las masas y en un intento de levantar la poca moral existente en el régimen, reunió de forma programada y por supuesto obligatoria con las usuales medidas de represalia a la población de cada ciudad y pueblo para efectuar, desfiles, concentraciones, mítines y "actos de repudio" obligatorios masivos para "condenar" los sucesos del Mariel, despreciar a la escoria y echarle la culpa a los Yankees.

Esto se denominó la Marcha del Pueblo Combatiente (de sistencia obligatoria) donde los desfiles, discursos y lemas eran interminables . La de La Habana se llevó a cabo frente a la Oficina de Intereses o Embajada de los Estados Unidos en Cuba y estos lemas fueron muy oidos en esos días:

<> ¡Que se vayan!
<> ¡Abajo la escoria!
<> ¡Que se vayan los flojos!
<> ¡Viva la Revolución!
<> ¡Abajo el Imperialismo Yankee!

Lo más irónico y triste-cómico a la vez en estos desfiles y que ilustra la doble moral que la población ha tenido que obligatoriamente tomar es que muchas de las personas que gritaban lemas y hasta que apedrearon las casas de gente que se iba y los vejaron e insultaron, ¡tenían embarcaciones esperándolos en el Mariel! y tan pronto se terminaba el desfile se preparaban para ellos también irse del país y si veían a esas personas en Miami, lo negarían todo. No eran estos todos los casos , pero si hubo muchos.

Miles de personas viajaron a los Estados Unidos via Mariel en esa época, dejandolo todo detras por escapar, demostrandole al mundo que algo muy grave estaba ocurriendo en la isla.

 

(9) Finales de los años 80 — Lotería de visas:

Para controlar la migración y evitar más muertes en el mar de personas que intentaban cruzar el Estrecho de la Florida en frágiles embarcaciones, los gobiernos cubano y norteamericano acordaron crear una loteria de visas especial para la isla, a través de la cual alrededor de 200 000 cubanos podían viajar de forma permanente a los EEUU anualmente y de forma legal. Por eso, luego de la creación de este sistema de otorgamiento de visas, miles de cubanos han podido emigrar a Norte América al convertirse en ganadores de las mismas.

Características de este tipo de migración:

a- Los cubanos interesados en ganar estas visas deben llenar una planilla de solicitud con sus datos personales y enviarlo a las oficinas de Intereses de los EEUU, preferiblemente en secreto para evitar ser catalogado como un elemento anti-social o perder el empleo ya que aunque este sorteo es parte de un acuerdo legal, las represalias no respetan esta legalidad.

b- Se ha dicho que han sido tantas las solicitudes para los distintos sorteos anuales que el gobierno ha tenido que quemar miles de ellas para evitar que tanta cantidad sea considerada como un plesbicito.

c- Los ganadores, que son notificados por correo por medio de un sobre amarillo(que se convirtió en el color favorito de las personas a la hora de revisar la correspondencia) se ven forzados a hacer innumerables trámites antes de viajar y el gobierno les cobra en dólares y en moneda nacional por cada trámite, gestión o documento a resolver que constituyen una ágonica y desesperada carrera para el inmigrante que parece nunca va a acabar de quitarse esas cadenas de encima. Entre los trámites están los siguientes:

<> Examen Médico---------------------------- $400 dólares
<> Pasaporte ----------------------------------- $50 dólares
<>Tarjeta Blanca o permiso de salida ------- $150 dólares
<> Pasaje de avión ------------------------------$240 dólares
<> Estadía en el aeropuerto-------------------- $15 dólares
para un total de $855 dólares por persona.

Otros trámites necesarios, cobrados con pesos cubanos pero que representan obstáculos que hacen la partida mas prolongada y difícil son:

<> Declaración de propiedad de ganado----------------------------- 10 pesos
<> Declaración de propiedad de tierras ----------------------------- 10 pesos
<> Declaración de posesión de vehículos automotores ----------- 10 pesos
<> Declaración de posesión de cuentas de bancos----------------- 35 pesos
<> Declaración de patentes o licencias privadas para trabajar
por cuenta propia pagándole impuestos al estado cubano ----- 20 pesos
<> Antecedentes penales --------------------------------------------- 25 pesos
<> Certificados de nacimiento ------------------------------------- 30 pesos
<> Certificados de matrimonio ------------------------------------ 15 pesos

Más enfrentar:

<> Gastos de viaje a la Oficina de Intereses en La Habana
<> Gastos de la estancia
<> Gastos en alimentación
<> Gastos para mantener a la familia si pierden su trabajo antes de la salida.

Hacer todo esto es realmente estresante y difícil y toma gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero, principalmente en un país donde no se paga en dólares y donde la tasa de cambios es de 1= 20 o 30 pesos, tanto en el intercambio ilegal como en las Casas Oficiales de Cambio del gobierno por lo que reunir más de 800 dólares por persona podría significar miles y miles de pesos cubanos que se convertirían en una cantidad inalcanzable y por esta razón muchas personas acuden a familiares y amigos en los EEUU para recibir préstamos y lo que pasa es que el cubano viaja con el dinero prestado y llega a los Estados Unidos lleno de deudas debido a los excesivos y abusivos precios puestos por el gobierno de Cuba.

Otras personas venden ilegalmente sus propiedades(todo es ilegal en Cuba) de manera a tener pesos cubanos para poder pagar todo esto y además comprar dólares.

d- De acuerdo a la ley del sistema, el futuro inmigrante debe dejarle al estado todas sus propiedades, o sea su vivienda con TODO dentro y para asegurar esto, se hace un inventario por un personal dedicado a esto más con la presencia del CDR como testigo, de los bienes y pertenencias de la casa cuando se anuncia oficialmente que la persona se va del país, desde el televisor, refrigerador, las camas, sillas y mesas hasta un bombillo, un vaso o una cuchara, y si algo falta el día previo a la partida cuando la casa se va a cerrar, al realizarse un segundo inventario, esa familia no podrá irse del país hasta que no reponga lo que no apareció y casi nadie está de acuerdo en entregarle al estado su propiedad privada y a veces intentan sacar sus pertenencias a escondidas antes del inventario para venderlas en otros lugares pero los CDRs están a la caza de personas que saquen cosas de sus casas para evitar que se las confisque el estado, por lo que la gente nunca anuncia que se ganó la visa, sino que en silencio trata de sacar de la casa sus propiedades poco a poco para no llamar la atención y las venden en secreto. Cuando se hace público que la persona se va, si nadie la denuncia, podrá entonces decir que se salió con la suya burlando la vigilancia del sistema aunque si nunca podrá evitar que la expulsen de su centro de trabajo por no ser ejemplo para la sociedad.

e- En el caso de los graduados universitarios como ingenieros, maestros o médicos; estos últimos con muchas más represalias y hasta castigos por 5 años hasta ser permitidos irse, deben obtener una carta de liberación de su ministro del ramo y esta carta debe ser entegada a Inmigración en su ciudad como prueba que la persona no tiene secretos estatales o no es indispensable en su trabajo. Además de los médicos, opositores políticos, activistas de derechos humanos y ciudadanos que pertenecían al gobierno y que de momento desean abandonar el país y son considerados como traidores, son retenidos más tiempo por represalia y castigo.

La cantidad de papeles, requisitos, condiciones, pagos, impuestos, obstáculos y gestiones para poder irse de Cuba legalmente son asombrosamente complicadas e interminables y parecen haber sido hechas para castigar al inmigrante y al mismo tiempo para recogerle dinero para el estado.

Es normal ver largas filas de personas frente a las oficinas de inmigración de cada ciudad debido a la gran cantidad de gente que desea marcharse de la isla.

f- Otro requisito muy importante, siendo éste el único exigido por la parte norteamericana es asistir a una entrevista en la Oficina de Intereses de los EEUU en La Habana para ser aprobado para viajar o no. Es un gran sacrificio para las personas que viven lejos de la Ciudad de La Habana porque como no hay ni transporte, ni hoteles disponibles, estos deben pagar altos precios y pasar por grandes sacrificios para garantizar un medio de transporte hasta La Habana, para resolver un alojamiento y alimentación allí. En esta entrevista deben dar evidencia de su grado de escolaridad, de su experiencia laboral y decir si tienen familiares en los EEUU, además de sus antecedentes penales.

Normalmente, muchas familias tienen que vender su refrigerador, televisor o lavadora para poder costear los gastos del viaje y si por casualidad son desaprobados por cualquier razón se quedan sin trabajo, sin pertenencias, sin dinero y bajo el ataque directo de los comunistas que en este caso son implacables con ellos.

Por todas estas razones, los ganadores de visas están a riesgo todo el tiempo y todos ellos solo descansan y se sienten seguros y a salvo cuando el avión levanta el vuelo.

g- Cuando se paga todo el dinero y todos los documentos, firmas y cuños estan en orden y el inmigrante ya ha sido liberado de su trabajo o ministerio y cuando Inmigración ha dado ya su visto bueno y permiso de salida, se pueden ya comprar los pasajes de avión y entonces es que viene el segundo inventario. Después de éste, la casa se cierra y la familia debe buscar otro lugar momentaneo donde vivir hasta el día del vuelo. Deben entonces quedarse en casa de unos familiares o amigos, o en un hotel si lo consiguen ya que pierden toda propiedad, estatus e identidad en el país.

Finalmente en el aeropuerto, donde hay un chequeo total y final de los documentos, pasaportes, visas y firmas, si todo está en orden, el inmigrante puede subirse al avión y respirar.

 

(10) Mediados de la década de los años 90 --- Exodo masivo de los balseros.

El suceso más destacado de los años 90 fue la migración masiva de balseros hacia la Base Naval Norteamericana en suelo cubano en la Bahía de Guantánamo al sureste de la isla de Cuba. Lo que provocó este desenlace fue primeramente el robo de embarcaciones cubanas por parte de un grupo de personas deseosas de irse del país, hecho que ser repitió varias veces y hasta provocó muertes de ambos bandos entre los cubanos. Comenzaron acciones violentas aisladas de ciudadanos que querían salir del país y una vez más las acostumbradas manifestaciones de repudio organizadas por el régimen para condenar los hechos.

De nuevo el gobierno volvió a incitar a aquellos que querían salir del país a hacerlo libremente en balsas y embarcaciones, diciendo que no lo iban a evitar como en otras ocasiones y a partir de ahi surgió un verdadero desfile migratorio de balsas y embarcaciones frágiles caseras de todo tipo nunca visto en la isla.

El Gobierno de los EEUU, temiendo más muertes en el mar y a la vez de nuevo permitiendo que Castro se saliera con la suya( ya que muchas de estas personas si se quedaban en la isla constituían una fuente fuerte de oposición y Castro lo sabía y por eso "cuando la olla se le llenaba de presión , le botaba el vapor" y los norteamerericanos, ya sea por subestimarlo o por razones humanitarias, le seguían la "rima" al dictador dejando que ocurriera todo esto) envió barcos cerca de las costas cubanas para recoger a los balseros y llevarlos hasta la Base de Guantánamo, la cual se convirtió durante largos meses en refugio y casa de los balseros

Finalmente cuando la base se llenó de cubanos y terminó el éxodo, se llegó al acuerdo de llevarlos a todos a los Estados Unidos.

En esa época era atemorizante y desesperante ver familias enteras ir a la costa con sus frágiles balsas, abordarlas, hacerse a la mar y decirle adiós a los que quedaban estupefactos, llenos de miedo y llorando por sus familiares o amigos por miedo a que se ahogaran. Muchos en realidad si se ahogaron y se añadieron a la larga lista de los tragados por el mar en el Estrecho de la Florida.

Estos sucesos ocurrieron cientos de veces en todas las playas cubanas. Hubo algunos que construyeron sus balsas frente a un gran público que presenciaba y ahi mismo partían.

Niños, ancianos, hombres y mujeres sin excepción se unieron a este peligroso tipo de migración

Muchos llegaron o fueron rescatados antes de naufragar o perecer pero otros aparte de ahogarse, fueron comidos por los tiburones o murieron de insolación.

Otro grupo intentó llegar a la base Naval de Guantánamo por tierra y casi todos murieron o quedaron mutilados por las minas puestas por el gobierno cubano en la zona.

 

(11) Otros hechos acerca de la migración:

Las personas que se marcharon del país antes de los años 90 fueon castigados de la siguiente forma:

<> Fueron públicamente humillados
<> Fueron despedidos de sus empleos
<> Fueron enviados como castigo a otros lugares: a cortar caña, limpiar granos de café, a limpiar arroz, a trabajar en el campo etc
<> Se les retuvo su salida del país
<> Grupos de personas les apedreó sus casas o les tiró huevos( si los tenían)
<> Fueron insultados oralmente
<> Fueron agredidos físicamente

Muchas personas con dinero ofrecían y aun ofrecen grandes sumas a los ganadores de las loterías de visas para casarse con ellos y así poder abandonar el país y los ganadores sin dinero, entonces proponen lo contrario. Otros grupos, principalmente mujeres, persiguen a los extranjeros y tratan de casarse con ellos para irse del país legalmente. Esto ocurre mucho con mujeres de la raza negra y turistas españoles, alemanes e italianos.

Castro ha demostrado tener la cara muy dura al ver que todos arriesgan su vida por huirle a su sistema y además de saber bien que es por su culpa y no querer reconocerlo y en no tener un gesto de nobleza, valor o de amor propio para quitarse la vida o en su defecto para renunciar a su cargo de dictador e irse él del país pero en su lugar lo que hace es inventar excusas o lemas vacíos o echarle la culpa de todo a los EEUU. El sistema recibe una ligera oposición de grupos de activistas de Derechos Humanos que reportan violaciones de los mismos aunque casi todos o son mandados a la cárcel u obligados a salir del país. Anualmente el país es juzgado por la violación de estos derechos y cuando vienen funcionarios de inspección a verificar si todo es cierto, el esconde toda evidencia comprometedora, todo parece normal y el se vuelve promesas que nunca cumplirá pero al irse el visitante, la situación vuelve a ser como antes.

En el caso de artistas cubanos que piden asilo en los EEUU y luego pueden ser prosperos aqui el gobierno desata campanas para confundir al pueblo cubano diciendo que a todos les fue en desgracia y muerte. De esto tenemos los casos de los cantantes Carlos Manuel, Mirta Medina, Vanessa Formell, Annia Linares y del actor Ramoncito Veloz, los cuales todos! habian muerto en los EEUU????

Actualmente, el Gobierno Americano mantiene la politica de pies secos/ pies mojados que significa que si la embarcacion llega a costas norteamericanas por si sola, tienen sus tripulantes entonces el derecho de tener asilo legal en los EEUU pero si esta es rescatada o detenida en el camino ( y la mayoria de ellas lo son) por guardacostas de los EEUU, entonces los cubanos son enviados de regreso a la isla

Recientemente se dieron los casos de un camion-bote y de un carro-bote que escapaban del infierno caribeno y los cuales se las arreglaron para navegar las 90 millas pro desafortunadamente fueron regresados a su jaula de castigo.

Millones de cubanos atesoran el mismo oculto deseo de recorrer esa misma travesia solamente si puderan hacerlo.

En conclusión, la migración en Cuba ha sido una gran vergüenza para Castro que el no ha querido reconocer.

Ha pasado esto alguna vez en la historia de su pais o en la de otro pais que Ud . recuerde?

Enter supporting content here